Reinterpreta los Significados de Símbolo Sagrado Mexica. Tlazohteotl

Itzá Eudave Eusebio. Profesor e investigador de la Facultad de Filosofía y Letras, y académico de la Coordinación de Humanidades de la UNAM

Después de la derrota militar de México-Tenochtitlán el 13 de agosto de 1521, la población mexica debió enfrentar la colonización en el plano cultural y espiritual. ¿Por qué fue tan violenta? ¿Con qué conceptos los evangelizadores se explicaban la sociedad a la que
habían llegado? ¿Cuál era su visión del mundo?

De acuerdo con Itzá Eudave Eusebio, profesor e investigador de la Facultad de Filosofía y Letras, y académico de la Coordinación de Humanidades de la UNAM, es preciso considerar que su imaginario era imperial y cristiano, basado en la cultura de occidente, con todo lo que eso significa. Además, los invasores reproducían ideas y modos de la Edad Media en el contexto de la reconquista de su territorio, luego de ocho siglos de dominio árabe.

“Venían de hacer la guerra a los que consideraban idólatras. Todo lo que era sagrado para otras culturas y se saliera de los límites que establecía la Biblia representaba lo negativo, el demonio. Esta visión la padecieron pueblos árabes y asiáticos, y se repitió con los
antiguos indígenas”, apunta.

En el pensamiento indígena, Tlazohteotl no es la diosa de la inmundicia, como la nombraron los europeos. Es uno de los símbolos que representa la parte femenina, ya que la dualidad está presente en todo. Simboliza lo que brota de la tierra y la tierra misma, que con frecuencia aparece en dos etapas: una joven y otra madura.

No debe perderse de vista que los símbolos sagrados indígenas estaban relacionados con la naturaleza. Tlazohteotl acompañaba el trabajo de parteras, tejedoras, campesinos y médicos, así como a los sabios lectores del Tonalpohualli o libro del tiempo.

Evangelización

En su libro Tlazohteotl, entre el amor y la inmundicia. La colonización de la palabra y los símbolos del México antiguo (UNAM, 2013), Eudave Eusebio propone una relectura sobre cómo este símbolo divino de los antiguos indígenas fue encubierto como parte del proceso de invasión y colonización cultural que se impuso en América a partir del siglo XVI.

“Tlazohteotl, como muchos otros símbolos, fue mal interpretado, pero no por error, sino con toda intención. El objetivo era despojarlo de su sentido originario, que tenía que ver con el cuidado de la tierra, la medicina, el temazcalli y la elaboración de la ropa. En las crónicas, bajo la percepción del europeo que miraba y vivía la sexualidad y el amor en forma distinta a los indígenas, se le llamó ‘la devoradora de inmundicias y el pecado carnal’”, dice.

En el momento del choque entre el mundo indígena americano y el europeo, la manera de percibir la inmundicia, la basura, el amor y el sexo era distinta entre unos y otros. En ese sentido, la acción de imponer nuevos significados a los símbolos divinos respondía a la tarea de evangelización… Sigue leyendo