Mariposas de Ciudad, Aleteo Multicolor

Mariposas de Ciudad, Aleteo Multicolor

78 especies distintas
15 dic 2018 – 28 feb 2019
Estación del Metro Coyoacán, CDMX

Anuncios

Ahuilcuicatl. Cantos Eróticos de los Mexicas

“Ahuilcuicatl. Cantos eróticos de los mexicas”.
En el mundo náhuatl prehispánico, la sexualidad y su expresión erótica tenían una importancia vital. Contenida por diques socio-éticos que las costumbres y la moral vigentes establecían para la vida cotidiana, era ritualmente canalizada para lograr efectos mágico-religiosos, o se desparramaba espontáneamente en espacios y momentos de recreo y

esparcimiento socialmente definidos. Múltiples son las manifestaciones culturales que revelan un erotismo sutil o exacerbado de los antiguos nahuas. Es, sin embargo, el canto-baile ahuilcuicatl “canto de placer”, por la motricidad voluptuosa del cuerpo, las inflexiones “traviesas” de la voz y la ambigüedad alburera de las palabras, el que constituyó el medio expresivo por excelencia del erotismo náhuatl prehispánico.

Patrick Johansson Keraudren

Doctor en Letras por la Sorbona de París,  es Investigador del Instituto de Investigaciones Históricas y profesor de Literatura prehispánica en la UNAM, investigador del Sistema Nacional de Investigadores, miembro de número de la Academia Mexicana de la Lengua y correspondiente de la Real Academia Española, miembro del Consejo de la Crónica de la Ciudad de México y miembro honorario de la Asociación de Escritores en Lenguas Indígenas de México. Desde agosto de 2015, es profesor titular del Seminario de Cultura Náhuatl de la Universidad Autónoma de México, como sucesor del doctor Miguel León-Portilla.

España NO EXISTÍA como país en 1519 cuando Hernán Cortes llegó a México.

reinos_antiguo_régimen

Una falsa idea de nuestro pasado nacional, casi universalmente aceptada como “valida” por los irreflexivos académicos y el desinformado vulgo en general, es la que predica que “España conquistó México” (¡!), sin embargo, existe un GRAVE problema en torno a esa “muletilla” ya cientos de veces repetida en los medios de difusión con los que cuenta la “propaganda eurocentrista” de la historia (libros, documentales, artículos); pues apegados a la Sabia Razón y a la Verdad científica, en 1519 el país que hoy lleva el nombre de “ESPAÑA” en realidad NO EXISTÍA ni territorial, ni política, ni legal, ni socialmente, ni siquiera el nombre de España estaba escrito en ningún documento oficial, pues lo que sí estaba en la PENÍNSULA IBÉRICA en ese entonces, eran un puñado de reinos atrasados en muchos aspectos sociales e ideológicos, y aunque gozaban de identidad nacional propia a NINGUNO SE LE LLAMABA ESPAÑA.

Tales reinos INDEPENDIENTES ENTRE SI que ocupaban la península ibérica en el Siglo XVI y que antecedieron a la MUY POSTERIOR creación de “España” como país, eran los pequeños y recientes reinos de: “Castilla”, “León”, “Aragón”, “Navarra” y “Granada” por citar los más importantes, sumados una larga de lista de “reinos menores” (aún más pequeños e intrascendentes) como lo fueron “Toledo”, “Valencia”, “Galicia”, “Mallorca”, “Sevilla”, “Cerdeña”, “Córdoba”, “Córcega”, “Murcia”, “Jaén”, “Algarves”, “Algeciras”, “Gibraltar” y de “las islas de Canaria”.

Así pues, a inicios del Siglo XVI cuando Hernán Cortes pisó por primera vez las costas de “Chalchicueyecan” (nombre ancestral del actual estado de Veracruz), lo que existía al otro lado del mar Atlántico NO ERA ESPAÑA ni mucho menos una “nación española”, lo único que existía era un grupúsculo de reinos ibéricos separados y en un proceso aun inacabado de desarrollo e integración; por tanto, con esto debería bastar para dejar en claro que la falseadora “muletilla eurocentrista” mil veces repetida de que “España conquisto a México” es una INCOHERENCIA TOTAL.

Pero esto no queda aquí, pues aunque sabemos que por “convencionalismo” y economía literaria se cita en muchos libros que Hernán Cortes “era un español” (y se disculpa), extendemos esta nueva publicación como contramedida ante el embate de la maquinaria promotora del infumable título de “Madre Patria” que se le intenta por muchos medios “formales” dar ridículamente a España. ¿A qué vamos?, la gente mexicana de hoy debe saber que lo correcto y verdaderamente serio (históricamente hablando), es que el “conquistador” Hernán Cortes era un “CASTELLANO” mas “NO UN ESPAÑOL”, pues el “Capitán católico” que vino a imponer a sangre y fuego el mestizaje y su religión, era proveniente de “Extremadura” que era una provincia perteneciente al entonces “país” (reino) llamado “Castilla”. Por tanto, España no puede ser “Madre Patria” de nadie en la América, pues cuando se dio el “contacto entre ambos mundos”, España ni siquiera había nacido como país (patria).

1475-1497-doblecastellano-catolicos-16000

Los que realmente “conquistaron” (invadieron) al Anahuac y a su centro geopolítico “México-Tenochtitlan” fueron los Reinos de “Aragón” y “Castilla” dirigidos y SIEMPRE obedientes de la Corona VATICANA en Roma; razón por la cual, a los Reyes Fernando II (de Aragón) e Isabel I (de Castilla) quienes se sabe, financiaron los viajes de Cristóbal Colon y sus ejércitos, ÚNICAMENTE ostentaron el título real y OFICIAL como de “REYES CATÓLICOS” y nunca (nunca) el de “REYES ESPAÑOLES”, por el mismo motivo antes citado, de que ESPAÑA NO EXISTÍA EN AQUELLOS AÑOS del comienzo de la colonización europea en América. Ni Fernando II ni Isabel I fueron reyes de España, fueron reyes de sus respectivos (países) reinos, Castilla y Aragón. Punto.

Llegados a esta altura del presente ensayo, surge un cuestionamiento natural… entonces, ¿quién fue el primer rey en la historia en ostentar el título de “algo llamado España”? y al unísono, todos los historiadores, académicos, investigadores o eruditos en la materia no podrán negar que dicho personaje se trató del “Emperador Carlos V”, el joven monarca o “el CESAR” del “Sacro Imperio Romano Germánico”, quien dicho sea de paso “NO ERA ESPAÑOL” (ni hablaba Castellano) y no solo eso, ni siquiera era originario de la península Ibérica (hoy España), sino que nació en los territorios de la corona austriaca de los Habsburgo, en la ciudad de Gante (hoy Bélgica).

Al morir su padre en 1516, (el afamado Felipe I de Habsburgo, apodado “el Hermoso”) el joven Carlos quien era un príncipe del “Sacro Imperio Romano Germánico” heredo los “reinos ibéricos” de su progenitor, quien se había hecho de ellos, al casarse con Juana de Castilla (llamada también “la Loca”) la hija heredera del matrimonio de los “Reyes Católicos” (Fernando II e Isabel I). Tiempo después de la muerte de su padre, y ante la imposibilidad de su madre (Juana) de reinar al estar incapacitada por padecimientos mentales, Carlos juro únicamente como rey de Castilla y de Aragón en 1518 y no fue sino hasta el 16 de mayo de 1528 que juro en Valencia como REY DE ESPAÑA ostentado así el título de “Carlos I de España”, día en que se puede decir nació realmente España y tuvo al PRIMER REY DE SU HISTORIA, al quedar unificadas oficialmente en una sola las coronas de Castilla, León, Aragón y Navarra (la totalidad de la actual España).

carlos v

Sí, en 1528 nació el país España, cuando tuvo jurado a su primer rey de toda la península (Carlos I): ¡siete años después de la derrota de México Tenochtitlan! (1521).

Fue de esa inesperada y fortuita manera, el que fuera también “Carlos V del imperio germánico (alemán)”, acumuló por un golpe de suerte un título real más y se convirtió en 1528 en “Carlos I del imperio español”, y a pesar de no ser “un castellano o aragonés” (se le exigió aprender castellano) gracias al poder y riquezas obtenidas de las invadidas tierras mexicanas, antillanas y peruanas, logró consolidar su poderosa corona europea y unificó bajo el nombre de España finalmente, a los minúsculos reinos de la península donde nació Hernán Cortes, (Castilla, Aragón, León, Navarra, etc.) y que de no ser por el “Cesar germano” y la “Conquista de América”, esos reinos ibéricos hubiesen seguido otros tantos siglos más separados y paulatinamente debilitados o extinguidos a merced de sus acechadores musulmanes y británicos, y con ello quizás y muy probablemente España nunca hubiese existido en el mapa.

De tal modo, ante la luz de estos datos históricos irrefutables, es lícito afirmar que la Conquista de México la perpetró en realidad Castilla, Aragón y el Vaticano, y NO el país ESPAÑA, puesto que este último nació casi una DÉCADA DESPUÉS de la rendición del héroe Cuauhtémoc (el último TLATOANI MEXICANO de la época prehispánica). España solamente recogió y administró la ocupación militar que materializó en los dominios de México-Tenochtitlan, el castellano católico Hernán Cortes al servicio de su rey romano-germano (Carlos V), irrespetando completamente a la nación mexicana establecida desde el año 1325, la cual fue irrumpida abruptamente en pleno esplendor, al ser sometida por las armas, para luego cambiarle a sus habitantes el original gentilicio de “mexicanos” (en nahuatl, “mexikah”), por el trasgresor título de “novohispanos”, cuando se instauró el gobierno de ocupación llamado “Virreinato de la Nueva España” en 1535 (o mejor dicho de la “Segunda España”).

el-imperio-mexica

Sirva este ensayo para hacer saber que después de 500 años, los mexicanos de hoy debemos entender el engaño eurocentrista al que hemos sido arrastrados por los “historiadores miopes” y los gobiernos desleales, es momento de superar la muletilla propagandística de la “Madre Patria España” y desecharla en el basurero de la historia:

¡España no es la Madre Patria de México!, es al revés… fue el “Padre-Madre México” (porque así se llamaba ya: “Mexiko”) el que fue sacrificado para darle vida y VER NACER a sus dos hijas: al país “España” y a su melliza americana “la Nueva España”.

Aquí dejamos esta nueva entrega, no sin antes rogarles que atesoren esta verdad en sus mentes y en sus corazones: hoy siglo XXI, hemos dejado atrás la ocupación extranjera de la Colonia y vivimos en el “Segundo México” y así como los “primeros mexicanos y sus tlatoanis” se decían orgullosos de provenir de la remota Aztlán, nosotros con el mismo orgullo podemos decir, sin titubeos ni vacíos y con la Verdad en la mano, que provenimos del viejo Tenochtitlan, de aquel ensoñador y violentado “Primer México” que nos dio vida a nosotros “los segundos mexicanos”… y a las “dos Españas” por igual.

***

“A la gloria de esa antigua sociedad de grandes poetas, matemáticos, filósofos y guerreros que añoraban una vida entre Flores y Cantos y una muerte al filo de la obsidiana”

Texto original:

Danza Mexica. Icniuyotl Tlacatecpan

Te invitamos a practicar todos los viernes la danza mexica, en donde también tenemos actividades como:

-Filosofía Tolteca.
-Lengua Nahuatl.
-Temazcal.
-Artesanía.
-Viajes por la República Mexicana.
-Senderismo en montaña.
-Medicina Tradicional Mexicana.
y mas actividades que conservan y prevalecen la memoria ancestral de nuestro hermoso país!

Si estas interesad@ en asistir nos vemos todos los viernes a las 6 pm en el centro de Santa Barbara Cuautitlan izcalli, Mexico.

Mas Info. 5547852174, 55 2891 3577

Iniciación a la Cuenta del Tiempo. Tonalpohualli-Xiuhpohualli

Iniciación a la Cuenta del Tiempo del Centro de Anáhuac México
Calmecac Nexticpac

Inicio: 19 Enero 2019
Sesiones: Sábados 3 a 5 pm
Lugar: Jardín de Biblioteca Vasconcelos, metro Buenavista CDMX
Duración: 9 sesiones
Responsable: Yei Zipaktli
Aportación: 20 pesos por sesión

— Objetivo:
Comprender de manera sencilla la manera original en que se ha llevado el registro del tiempo en el centro de México (Anáhuac) y ubicarnos como parte de ella.

Dirigido a todas las personas que no tengan conocimiento sobre la cuenta del tiempo anahuaca y deseen iniciar desde lo más básico.

— Temario:
1. El computo del tiempo, las formas (día, trecena, mes, año).
2. Identidades diurnas, volantes, nocturnas de cada día.
3. Correlación de cuenta anahuaca y cuenta cristiana.
4. Cómo escribir nuestra fecha diaria.
5. Tlacatiliz Tonalli: mi nombre anahuaca de nacimiento, un nuevo ser.
(opcional manualidad con amate y pintura vinílica)

— Requisitos:
Cuaderno, lápiz, colores. SERIEDAD Y COMPROMISO

*Nos reservamos el derecho de cancelar el taller si no se cumple un mínimo de 5 personas.

Yaoneenqueh Calpulli. Siembra de Elementos y Levantamiento de Pantli

Yaoneenqueh Calpulli. Siembra de Elementos y Levantamiento de Pantli

El 15 de enero de 2017 se llevó acabo esta Ceremonia por un año de trabajo en el cual se levantó el símbolo y estandarte del grupo, así como la siembra de los elementos. Esto en el Monumento a la Revolución de la CDMX Tenochtitlan.

El 12 y 13 de enero de 2019 se llevará acabo el segundo aniversario, todos invitados. Evento: facebook.com/events/504480040062657

Lilke, Comparte y Apoya
https://www.alianzanahuaca.org
https://www.patreon.com/alianzanahuaca
https://twitter.com/AlianzAnahuaca

Segundo Aniversario Yaoneenqueh Calpulli

Con Jades, con plumas de quetzal abracemos, recibamos a la comunidad a la hermandad.
Porque aquí sobre la tierra venimos a hacer Hermandad.
La Familia Yaoneenqueh los invita a su segundo Aniversario, celebraremos con danza, flores y cantos.

Actividades

Sábado 12 de enero 2019

06:00 a 06:50 pm
Conferencia “El pulque como bebida ritual entre los antiguos mexicanos” ponente Daniel Cervantes Ixtleyo.

07:00 a 07:50 pm
Concierto de Música electrónica en Náhuatl
IPB+Youalli
IPB (Ignacio Pérez Barragán)

08:00 a 10:00 pm
Práctica de danza.

10:00 pm
Inicio de preparativos por amig@s, amistades, familia y miembros de Yaoneenqueh Calpulli, los invitamos a sumarse

Nota: ¡NO ES VELACIÓN!

Domingo 13 de enero de 2019

10:00 am
Cita para compartir un ligero desayuno.

10:30 a 11:20 am
Concierto de Flautas Prehispánicas por el maestro Yxayotl.

12:00 pm
Comienzo de danza ceremonial por el segundo aniversario de Yaoneenqueh Calpulli.

Calpulli Tecuani Ollin, Acto Simbólico por Atemoztli. Recorrido de Bandera del Año Mexicano 6 Conejo

Recorrido de Bandera del Año Mexicano 6 Conejo
Calpulli Tecuani Ollin, Acto Simbólico por Atemoztli
Jueves 10 de Enero 2019, 18:30 hrs

Av. Río Churubusco y Eje 4 Sur o Té, Del. Iztacalco
Asta bandera, MB Goma o Iztacalco, Ciudad de México Tenochtitlan

https://www.facebook.com/groups/AnoNuevoMexicano/
https://alianzanahuaca.org

¡Los mexicanos tenemos nuestro propio Año Nuevo!

1

Así es, ¡los mexicanos tenemos nuestro propio Año Nuevo!… y no se celebra el 1 de Enero. Actualmente muchos de nosotros al igual que millones de mexicanos dentro y fuera del país, festejan la llegada Año Nuevo el día primero de Enero, pero al respecto de esta realidad, en algún momento de nuestras vidas seguramente ya nos hemos detenido a preguntarnos lo siguiente:

                “¿Por qué celebramos la Vida Nueva y el Año Nuevo justo en el momento en que la vida en la Naturaleza esta contraída, por no decir MUERTA (eclipsada por el crudo invierno)?”

                “¿Por qué en ocasiones sentimos que no somos parte integral del planeta Tierra, al que casi siempre vemos como algo ajeno a nuestros decisiones, un ente impersonal, un mero plano donde pisamos y no como Nuestra Verdadera Casa?”

                “¿Qué es ese Algo que está mal en nosotros y que nos impide encajar con las demás formas de vida animal y vegetal que nos rodean y con los Ciclos Naturales que han estado aquí desde mucho tiempo antes que nosotros?”

La respuesta a estas preguntas es muy clara (una vez que lo pensamos a profundidad), pero al mismo tiempo es poco obvia para la mayoría de las personas que están inmersas en las “selvas de asfalto”, pues en estos tiempos donde la gente pasa gran parte de su vida diaria detenidos en una oficina o un apartamento, y ya no tienen por techo al cielo abierto sino una losa plana y monótona con lámpara colgante, y por piso ya no tienen a la fresca hierba sino una alfombra gris y por muros a ninguna fila de árboles meciéndose sino paredes blancas, es casi imposible que la gente logre dar con la respuesta que le hace falta para entender que involutivamente esta desconectada del mundo natural y en ello estriba la razón de porque IRREFLEXIVAMENTE aceptemos que el Año Nuevo (la “Vida Nueva”) sea celebrado a mitad del invierno (1 enero), pues nuestra despistada sociedad actual no se percata conscientemente de que ¡ES EL PLANETA QUIEN NOS LLEVA EN SU VIAJE Y NO AL REVES!. En otras palabras, el que se mueve es el mundo… Él es el Orquestador, NO NOSOTROS.

planeta-tierra-visto-desde-espacio

Dejemos muy en claro que el Planeta Tierra es (y no nosotros) el Gran Navegante Sideral que atraviesa triunfante los “mares” del Universo y viaja a velocidades increíbles por el espacio, desplazándose junto al Sol en un viaje infinito que ha iniciado desde hace miles de millones de años… pero, si el viaje a través del cosmos y sus interminables territorios es cosa del Planeta y el Sol, siendo nosotros los humanos, meros invitados a él (su tripulación) entonces:

 ¿Por qué la Tierra debería acoplarse a los ritmos humanos, en lugar de que seamos NOSOTROS LOS OBLIGADOS A ACOPLARNOS A EL y no desentonar en la sinfonía de los Ciclos Terrestres?…

Piense por un momento en los pasajeros de un avión que no hacen caso a las instrucciones del piloto y actúan según sus deseos particulares en pleno vuelo: ¡PUES ESO MISMO PASO CON LA CELEBRACIÓN DEL AÑO NUEVO!… Un arrogante emperador romano dijo que la Vida Nueva empezaba el día que se renovaba el gabinete gobierno y todo el mundo lo acepto (¡!)

Año Nuevo Verdadero: “La Primavera”

descarga

Decir que el Año Nuevo es en Primavera, el Primer día que el mundo y su Naturaleza recobran la plenitud de la vida y el calor del Sol hace reverdecer los valles y montañas, no es una afirmación sentimentalista o salida de una “mente fantasiosa”, sino todo lo contrario, es una afirmación apegada a la Ciencia, la Astronomía, la Matemática y a la Sabia Razón, pues históricamente LAS CULTURAS MAS AVANZADAS DEL MUNDO ANTIGUO tanto en lo espiritual como astronómico (por decir algunos: anahuacas, celtas, hebreos, griegos, chinos) celebraban el Año Nuevo en la gestación de la Primavera, en las fechas comprendidas entre el comienzo de los deshielos de montes y valles y la llegada del primer EQUINOCCIO SOLAR DEL AÑO (es decir, entre los días 1 y 21 de marzo), un fenómeno astronómico que representa el momento del “equilibro perfecto”, es decir, el día del año en que “el día y la noche duran lo mismo”, algo que por su fuerte simbolismo, era tomado por nuestros ancestros mexicanos como el inicio del año, puesto que el Sol (“Tonatiuh”) igualaba a la “oscuridad” en fuerza y en el planeta Tierra (“Tlalticpac”) eso era percibido por el cambio de estación del Invierno (lo estéril) a la estación de la Primavera (el regreso de la vida).

Así pues, el Calendario Sagrado del Anahuac al que se sujetaban los primeros mexicanos, el llamado “CEMPOALILHUITL” o “Calendario de todas las celebraciones”, situaba la fiesta del Año Nuevo en la llegada de la Primavera, específicamente en el primer mes de los 19 totales y que llevaba por nombre “ATLACAHUALO” que bien puede traducirse como “lo dejado por las aguas”, puesto que como hemos dicho líneas arriba, era la temporada donde los hielos invernales se derretían y las corrientes de agua generadas regresaban a los ríos y subsuelos, dejando tierras fértiles y rejuvenecidas a su paso. Sembrado así las bases para la nueva vida.

instrumentos-musicales-prehispánicos-688x573

No obstante, ese bella concordancia entre las “Fiestas de la Naturaleza” y las “Fiestas Humanas” se perdió cuando las sociedades colonizadas y embrutecidas comenzaron a sustituir paulatinamente a las sociedades naturales y filosóficas, pues fue EL IMPERIO ROMANO, quien por desdén e ignorancia, trasgredió el orden y la sucesión natural de las cosas, imponiendo a la humanidad que iba sojuzgando, su desastroso CALENDARIO JULIANO (hoy llamado Calendario Gregoriano), el cual es un conteo del tiempo nada compatible con la realidad del mundo y desentendido del evidente movimiento de los astros. Desplazando así indebidamente, a la ancestral celebración del AÑO NUEVO en la llegada de la primavera, justo al Día Primero de Enero (mes del dios latino Juno) que era la fecha en que el gobierno romano renovaba a sus mandatarios y funcionarios, para preparar con tiempo sus campañas militares expansionistas que siempre iniciaba en el mes del dios de la guerra “Marte” (martius = marzo), que era el mes cuando el invierno se iba y dejaba de nueva cuenta los caminos y valles transitables y seguros para las tropas.

Por tanto, celebrar el Año Nuevo en invierno, es hacer una apología de la guerra y de la muerta, no de la vida y la abundancia, es perpetuar el sinsentido naturalista del imperio romano que no ha desaparecido sino que se ha transmigrado en las naciones y reinos del mundo Occidental; muy en cambio, el retomar nuestro original Calendario Festivo Mexicano (el del Anahuac) con el “Año Nuevo” situado en la llegada de la Primavera y en TOTAL concordancia con los ciclos celestes del Sol y la Tierra (y hasta Venus) es hacer honor al Creador y a su hermosa Creación.

Este breve ensayo es una invitación a que los Mexicanos de hoy, retomemos nuestro AÑO NUEVO MEXICANO en la llegada de la Primavera (Febrero-Marzo), el que fue llevado y adoptado sabiamente por el MÉXICO ANTIGUO, principalmente por los grandes pueblos Toltecas y de la Triple Alianza (Teotihuacanos, Mayas, Aztecas y Texcocanos); pues aquellos primeros mexicanos, sabían con el CORAZÓN Y LA MENTE que el Año Nuevo comenzaba cuando también la VIDA DEL MUNDO REGRESABA, algo que ejemplifica muy bien, por qué no nos cansamos de asegurar que las poblaciones que nos antecedieron antes de la época virreinal, desarrollaron una gran comprensión libre de distorsiones y una simbiosis completa para con las “Energías del Mundo“ y su entorno natural. Solo Roma (con sus reinos vástagos) y su insensata cuenta calendárica Juliana-Gregoriana enfocada a la guerra y la invasión para enriquecerse, marcharon en el SENTIDO CONTRARIO al mundo y su error de percepción tanto matemática como astral, se sigue perpetuando hasta nuestros días por ignorancia y dejadez, puesto que usamos un CALENDARIO OBSOLETO que reemplazo al verdadero “RELOJ DE LA NATURALEZA”, mismo que nos fue ocultado como parte de la negra herencia de los colonizadores del mundo Occidental.

ejercito-de-roma

Entonces, ¿por qué a los mexicanos les urge  celebrar el Año Nuevo Mexicano?:

Tomando en cuenta las razones y argumentos arriba citados, no es de sorprender que en el concierto de las actuales naciones, podemos encontrar entre los países más unificados, poderosos e influyentes dentro del escenario mundial, precisamente se encuentran aquellos que conservan su calendario ancestral, algo es muestra en buena medida, de que preservan su identidad cultural y su cosmovisión científica y religiosa del mundo, tan casi fielmente como sus antepasados lo hicieron y que les fue transmitida de generación en generación hasta nuestros días. Hablamos específicamente de la nación china, de la judía, la hindú, la iraní y la árabe, todas y cada una de estas cinco innegables poderosas y orgullosas naciones, quienes a diferencia del resto del mundo que ha perdido su cosmovisión originaria y “romanizado” su cultura, tienen su propia Cuenta Calendárica y celebran el inicio del Año Nuevo (el día más importante para una sociedad) en fechas propias de su cultura, es decir, fuera del convencionalismo occidental del “1 de enero”.

Con justa razón, esas naciones mencionadas en la escala de “identidad y sentido nacionalista” aventajan a las demás naciones, pues chinos, judíos, árabes, iraníes e hindúes literalmente “VIVEN SU PROPIO TIEMPO y espacio” pues ellos no consideran estar transitando el año 2018 (calendario romano occidental) sino que perviven con nosotros ahora mismo en el año 5779 (caso judío), en el 1440 (caso árabe), 1936 (caso indio) o en el 4771 (caso chino), pues se saben y sienten los herederos y continuadores de culturas que propias que nada piden a préstamo de otras culturas.

342

 Ese caso debería ser el de nuestra GRAN NACIÓN MEXICANA, heredera de una cultura milenaria y cuna de la excelsa civilización del Anahuac (Mesoamerica), una de las 5 Civilizaciones Madre del Mundo. Del tal suerte, por derecho propio y porque así lo dicta la razón, como mexicanos herederos de una civilización inconmensurable DEBEMOS Y PODEMOS rescatar nuestra gran fiesta calendárica originaria del Año Nuevo y dejar de imitar a la ciega corriente, seguidora irreflexiva, de una cosmovisión romanizada del mundo que nos es ajena y que el mexicano en realidad ni reconoce, ni entiende (ni quiere realmente). México al igual que los chinos, judíos, musulmanes e hindúes, tiene derecho y de sobra, de reclamar “vivir en su propio tiempo y espacio”, pues nuestro Calendario ancestral del Anahuac (labrado por tan sabias y proliferas etapas como la olmeca, tolteca, maya y azteca) marca ahora mismo el año “Chicoaze Tochtli” (6-Conejo) en la forma CIRCULAR DEL TIEMPO y nos espera el año “CHICOME-ACATL” (7-Carrizo), pero en su forma lineal los mexicanos “aquí y ahora” (Nican ca) VIVIMOS EN EL AÑO 5133 en el cómputo de la civilización de Anahuac, apoyándonos para afirmar esto mismo, en sustentos arqueológicos y científicos y no en mitos, pues el Calendario Anahuaca (“Xiuhpohualli-Tonalpohualli” nahua, “Tzolkin” maya), parte su computo desde el día 11 de agosto del 3114 A.C. tal y como está marcado en la “Piedra-estela C”, en la zona maya de Quirigua, dejando constancia material del dato que marca el inicio del calendario que rigió al México antiguo y que no hay ninguna razón insuperables para que no rija al México de hoy, que tanto le hace falta recuperar sus fuertes y sabias raíces.

Estimados lectores, gracias por llegar hasta este punto del ensayo, mismo que fue compartido con ustedes NO queriendo que suspendan su cena a la medianoche del 31 de diciembre donde sus familias y seres queridos los esperan (algo hermoso), lo único que intentamos como buenos mexicanos y amigos, es que cuando las copas con sidra y uvas sean levantadas en el primer minuto del mes de Enero, no digamos “¡Feliz Año Nuevo!”, sino que exclamemos: “¡Hermanos, brindo porque Superaremos el invierno (la muerte, la oscuridad) y estaremos todos juntos cuando llegue nuestro Año Nuevo (en la vida, la primavera)!”

Ya no nos apartemos de cuenta del tiempo del Maestro Sol y de la Maestra Tierra, de la bondadosa Casa Nuestra que nos lleva a cuestas…. ¡VOLVAMOS A CELEBRAR LA VIDA!

34cb45a315fe7a01226915b121d422ba

¡Nuestro Año Nuevo Mexicano es en el mes de Atlacahualo (Marzo, Primavera)!

***

“A la gloria de esa antigua sociedad de grandes poetas, matemáticos, filósofos y guerreros que añoraban una vida entre Flores y Cantos y una muerte al filo de la obsidiana”

***

Por: Tecuhzoma Teutlahua.

No olvides visitar nuestra pagina Facebook/Pueblo de la Luna 

https://www.facebook.com/pueblodelaluna.metzitzin

Texto original: 

Solsticio de Invierno 2018. Primer Amanecer Tepeyacac

Solsticio de Invierno 2018. Primer Amanecer Tepeyacac El día viernes 21 de diciembre de 2018 fue el Solsticio de Invierno a las 16:23. Día 5 Serpiente Mes de Enarbolamiento de Banderas en un Año Seis Conejo al centro de Tenochtitlan Anáhuac México El sábado 22 fue el primer amanecer después del solticio y alianzanahuaca.org estuvo presente en el Cerro del Tepeyac (Tepeyacac) para observer el lugar preciso donde sale el la gran pupila que nos alumbra diariamente, Tonatiuh el Sol. Este video regitra el hecho.

———————-
LIKE, COMPARTE Y APOYA

https://www.alianzanahuaca.org
https://www.patreon.com/alianzanahuaca
https://twitter.com/AlianzAnahuaca

La Fuerza de Voluntad Inquebrantable. Solsticio de Invierno

La Fuerza de Voluntad Inquebrantable

Viernes 21 diciembre 2018, 18 hrs
Solsticio de Invierno
A un costado de la Huey Teocalli Mexihco Tenochtitlan

Celebración por 20na Panquetzaliztli y Traspaso de Bandera del Año Mexicano 6 Conejo