SRE Busca Frenar Subasta De 120 Piezas De Arte Prehispánico En Francia

El Gobierno de México denunció que la subasta de estas piezas atenta contra el patrimonio cultural del país y promueve las excavaciones ilegales.

Las secretarías de Relaciones Exteriores (SRE) y Cultura hicieron un llamado para que la casa francesa de subasta “Millon” suspenda la venta de 120 piezas de arte precolombino, de las cuales 95 pertenecen al patrimonio cultural de México.

La subasta está programada para este miércoles 18 de septiembre en Francia e incluye piezas provenientes de Teotihuacán, Guerrero, Oaxaca, así como de diversos estado del sureste, en la región de la cultura Olmeca y Maya.

Ambas dependencia ofrecieron una conferencia de prensa desde la sede de la Cancillería, donde explicaron que esta clase de acciones sólo fomentan las excavaciones ilícitas, así como el saqueo y tráfico de estas piezas históricas.

“Reduciéndolas a objetos de decoración, que socavan la integridad de las culturas y por ende de la humanidad entera”, dijo Bernardo Aguilar Calvo, director general para Europa.

Aquí la página donde la venta

TOMADO DE AQUÍ

Chevrolet pagó 2 mil pesos por registrar imagen de Voladores

Grupo Heredia, S.A. de C.V., de Tampico, Tamaulipas, registró la imagen del ritual de Voladores para poder lucrar con la venta de sus unidades bajo la marca Veracruz Edition, por un lapso de 10 años, con apenas un pago de 2 mil 851.04 pesos.

El trámite 174816 ante el Instituto Mexicano de Propiedad Industrial (IMPI)fue iniciado desde finales de julio del año pasado y autorizado bajo el número 2074999 en noviembre de 2018, sin embargo, fue hasta principios de este mes cuando en redes sociales se comenzó a promocionar a través de redes sociales con la camioneta Colorado.

Emilio Francisco Dorantes, presidente del Consejo para la protección y preservación de la ceremonia de los Voladores, declaró que el pueblo
tutunakú no ha sido informado ni consultado al respecto, así como tampoco se ha otorgado algún permiso para el uso de la imagen.

Ante esta situación, armó que han enviado también un exhorto al IMPI, e iniciado acciones legales contra la empresa, ya que el ritual ancestral está protegido por la Unesco y diversos tratados internacionales.

En su artículo 14 inciso C, el Protocolo adicional a la Convención americana sobre derechos humanos en materia de derechos económicos, sociales y culturales, protege el beneficio de la protección de los intereses morales y materiales que le correspondan, por razón de las producciones cientícas, literarias o artísticas.

Al igual, el artículo 2 de la Convención para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial, recalca las medidas para la promoción, valorización, transmisión y revitalización de este patrimonio en sus distintos aspectos.

A decir del presidente Francisco Dorantes, al acudir a dialogar con la gerencia de esta zona (Autos y Camiones de Poza Rica), únicamente les
dijeron que no podían hacer nada y que cualquier asunto tenía que ser tratado directamente en el IMPI o en Chevrolet México.

Esta no es la primera ocasión en que una empresa transnacional ocupa para lucrar la cultura totonaca, tal como sucedió con la cervecería Cuauhtémoc Moctezuma y la cerveza Indio, proceso que todavía sigue en conflictos legales.

tomado de aquí

La Mujer Mexicana en la Guerra de Independencia

Las mujeres mexicanas han estado presentes en los procesos históricos más trascendentales de la historia y transformación de la nación; se han presentado como protagonistas directas en diversos sucesos que han amalgamado el México moderno. Sus hazañas y actos heroicos no se manifiestan tan sólo en cuentos, dichos o como protagonistas de novelas o películas; los archivos —que son fuentes evidenciales— manifiestan y narran su actuar en gestas como en la Guerra de Independencia de México.

La implicación de las mujeres en la Guerra de Independencia de México ha quedado relacionada con la figura de dos trascendentales heroínas: la corregidora de Querétaro, Josefa Ortiz (quien mandó a informar al cura Miguel Hidalgo y Costilla que la conspiración había sido descubierta, lo que permitió emprender de improvisto la insurrección en Dolores, Guanajuato la madrugada del 16 de septiembre de 1810) y Leonora Vicario (quien al simpatizar con las ideas independentistas fue asilada en el Colegio de Belén, del cual logró escapar para trasladarse al campamento de la insurgencia donde, con una pequeña imprenta, realizó los primeros impresos de la insurgencia que difundieron las ideas de la abolición de la esclavitud, la libertad de ideas y la independencia de América).

/cms/uploads/image/file/517308/Captura.JPG

Doña Josefa Ortiz, litografía, en, Niceto de Zamacois, Historia de México, Barcelona-México, 1888, Biblioteca – Hemeroteca “Ignacio Cubas” AGN.

Estas mujeres han pasado a la historia como figuras femeninas de la Independencia de México, aunque no fueron las únicas; cabe mencionar que se ha identificado la presencia de la mujer en el campo de batalla insurgente combatiendo directamente contra las fuerzas realistas, tal como informó el capitán realista Miguel Suárez de la Serna, quien, al presentarse en el pueblo de Santiago, Tlaxcala, fue atacado “hasta por mujeres y niños”. 

Para captar e involucrar a todos los sectores sociales, incluida la mujer, es conveniente mirar hacia la importante función que tuvo la propagación de las ideas y valores independentistas la transmisión, cobrando gran relevancia la forma de hacer llegar los conceptos y lenguajes conceptualmente integrados para luchar por la independencia, por lo que la imprenta, los panfletos y cualquier otro tipo de escrito subversivo tuvo un papel fundamental para propagar la insurgencia y reavivar el sentir patriótico de los criollos.

Caso particular resulta un documento muy peculiar, que fue escrito y dirigido exclusivamente a las mujeres de la Nueva España para que se sumaran a las filas de los insurgentes. Se trata de una composición creada en 1814 —en los inicios del periodo de la lucha por la independencia de nuestro país—. En su primera oración se puede leer “A la guerra americanas”, seguido de un mensaje que invita a tomar la armas y salir a luchar a favor de José María Morelos y de Miguel Hidalgo. El texto, de autoría anónima, refleja la intención del escritor o escritora de destinar el contenido hacia la población femenina, invitándola a tomar una postura activa en la guerra que se vivía.

/cms/uploads/image/file/517301/02648F_copia.jpg

Con dicho documento —que procede del fondo documental Operaciones de Guerra, vol. 406, f. 195—, queda demostrado que la insurgencia no fue abanderada exclusivamente por los hombres, sino también por mujeres que en el ámbito de la historia quedan olvidadas o conjuntadas dentro de un ejército donde la figura del héroe masculino es dominante.  

/cms/uploads/image/file/517300/02648F.jpg

Corrido insurgente anónimo cuyos versos son un llamado a la guerra dirigido a las mujeres americanas con la finalidad de derrotar tropas de Félix María Calleja, AGN, Operaciones de Guerra, vol. 406, exp. 22, f. 195.

En otros expedientes se puede conocer y entender las acciones de las mujeres dentro del ejército insurgente que participaron siendo emisarias, espías, enfermeras y combatientes; incluso del destino de algunas que fueron capturadas, encarceladas, expatriadas y hasta sentenciadas a la pena de muerte, como fue la suerte de dos mujeres combatientes de la región de Puebla, que quedaron registradas en el expediente 10, del volumen 316, del fondo Operaciones de Guerra, que si bien relata esta fatalidad, no ofrece el nombre de las dos mujeres que sufrieron tal pena por sus acciones patrióticas.

/cms/uploads/image/file/517303/2.JPG Parte del coronel realista Benito Armiñán sobre el fusilamiento de dos mujeres por haber envenenano a tres cazadores, 07 de octubre de 1817, AGN, Operaciones de Guerra, vol. 316, exp. 10, (6 fs.) fs. 42-47.

La organización colectiva de las mujeres dentro de los pueblos rebeldes fue otra manera de contribuir en la lucha por la independencia de México, por un lado, colaboraban al mantener la producción de alimento para las líneas militares y resistir a los interrogatorios de las fuerzas enemigas; su determinación y organización las llevó a ser protagonistas de revueltas para expulsar la ocupación realista, por ejemplo, sólo por citar un caso se relata la situación que vivió el brigadier Bernardino Bonavia, en 1811, en el poblado de Miahuatlán Oaxaca, cuando fue sorprendido por un motín organizado por las mujeres de aquella comunidad, provocando que fuera desarmada su compañía y se viera obligado a salir de ahí.

Otra situación, que está documentada, expone la demanda de una mujer novohispana dispuesta a tomar las armas y combatir a los insurgentes; esta petición la realizó María Gertrudis Arteaga quién se presentó con 60 mujeres ante el brigadier García Rebollo, solicitando que fueran instruidas en las armas, “ya que, a falta de hombres, preferían morir en defensa de su santa fe y de la santa madre iglesia”, la respuesta del virrey fue negativa. Este hecho deja ver que la insurgencia fue un ámbito donde la mujer tuvo una mayor participación en las decisiones sobre su vida y cuestionar, a través de sus acciones y decisiones, el rol de la mujer  en la vida social novohispana, la cual como plantea Patricia Galeana “la cultura religiosa de la Nueva España consolidó, arraigó y perpetuó el sometimiento de las mujeres a la sociedad patriarcal, en la que su función social se limitó a las actividades reproductivas”[1].

[1] María de J. Rodríguez Guerrero, México, independencia, mujeres, olvido, resistencia, rebeldíadignidad y rescate, Alegato, núm. 73, México, septiembre/diciembre de 2009.

tomado de aquí

Ecos de Nuestro Pasado, Obra de Teatro Sensorial

AA

Miércoles 02 de julio, 8:30 pm.
en la UACI, calle Hidalgo #919 (a cuadra y media de la avenida E. Díaz de León), Guadalajara, Jalisco.
Costo: “Aportación Voluntaria”

Ecos de Nuestro Pasado es una obra de teatro sensorial, es decir, se vendan los ojos del público para contarle una historia a través de los demás sentidos. Se cuenta una de las versiones de la invasión europea a Tenochtítlan con actuación, narración, música autóctona en vivo (a cargo de Huehuecuicatl), aromas y algunos efectos sensoriales. Se busca que el espectador haga un viaje en el tiempo y se pregunte sobre la composición injusta de la sociedad mexicana y sobre el despojo que continúa en el presente. El miércoles 2 de julio se presenta en la UACI y todos los fondos recavados se enviarán para la reconstrucción de la escuela y la clínica en La Realidad. La entrada tiene un costo de $120, pero en esta ocasión el boleto es un sobre en el que cada quién pondrá lo que quiera y pueda contribuir para estos fines.

Más info