Una mancha en la historia: “La oscura Carta Requerimiento”. Por: Tecuhzoma Teutlahua

5e7df7a4f9190ab4a63777f11e604125

El presente texto en concordancia con la conmemoración del día del “Encuentro del Anahuac con Europa” (burda y falazmente declarado como el “Descubrimiento de América”), tiene como finalidad dejar en claro los MOTIVOS REALES que impulsaron a los Reyes europeos dependientes de la Corona Vaticana para enrolarse en la campaña de “conquistar” (INVADIR) el continente americano, el cual hasta entonces se había mantenido en pacifica neutralidad para con el resto del mundo (Anahuac sabia que había otras regiones mas allá del mar). No obstante, siglos de paz entre continentes terminaron de golpe, luego de que los navíos de Colon llegaron a las Costas americanas en un día 12 de octubre de 1492 tras surcar el Océano Atlántico (conocido también como el Mar exterior o el “Gran Mar”).

Sin embargo, las razones del por qué Europa procedió de manera tan sanguinaria y barbárica contra América en su primer encuentro son a su vez razones fácilmente detectables, no existiendo la necesidad de “teorizar” o zambullirse en un mar de documentos y conjeturas históricas para encontrar la respuesta; pues, de la “propia mano y tintero” de los invasores, quedaron registrados todos y cada uno de sus razonamientos (medievales) del por que se auto adjudicaron el derecho de subyugar y avasallar a los habitantes y civilizaciones del Cem Anahuac (América) sin siquiera interesarse antes, en intentar tener un encuentro e intercambio cultural y comercial de modo pacifico e igualitario. Nos referimos pues, al aciago documento histórico  y real conocido como la “Carta Requerimiento” de los Reyes Católicos, un documento que sin duda representa una “mancha oscura” en la Historia de la Humanidad.

Sin mas preámbulo, ponemos al disposición del atento lector el contenido de la CARTA REQUERIMIENTO que los invasores españoles leían ante los gobernantes y pueblos anahuacas cada vez que arribaban una ciudad a la que pensaban someter. Esta Carta fue redactada en 1514 por el ideólogo y jurista de la corona católica Juan López Palaciosrubios y entregada una copia con el sello de la Casa Real a todos los expedicionarios colonizadores (entre ellos a Hernán Cortés) con la intención de proveerlos de un “documento legal” que les sirviera de sustento y justificación ideológica del supuesto “derecho divino” que poseían el rey de España y el Papa de Roma, para adueñarse de las tierras de Anáhuac y despojar de todo a sus habitantes originales. En resumen, esta Carta o Requerimiento del Rey argumentaba lo siguiente:

“I. Que los colonizadores españoles venían de parte de los Reyes Católicos, Fernando e Isabel, quienes eran la pareja real defensora de la Iglesia y soberanos muy poderosos. Que los colonizadores como mensajeros que eran les hacían saber a los americanos que “Dios nuestro Señor” creó el Cielo y la Tierra, y a Adán y Eva y a toda la humanidad, desde que el mundo se creó hace 5,000 años y que la población se había dispersado INDEBIDAMENTE por distintos reinos por todo el mundo. II. Que de todas las gentes Dios nombró Papa a San Pedro para que fuera cabeza de todo el linaje humano donde quiera que hubiera hombres y que este Papa era el REY DEL MUNDO. III. Que el Papa tenía su trono en Roma pero que él mandaba a todas LAS GENTES DEL MUNDO, cristianos, moros, judíos, gentiles o de cualquier secta o creencia sin excepción. IV. Que el Papa es EL PADRE y guardián de todos los hombres sobre la Tierra. V. Que como San Pedro fue REY DE TODO EL UNIVERSO, los Papas que lo precedieron también lo continuarían siendo y así sería HASTA QUE SE ACABE EL MUNDO. VI. Que el Papa de aquella época del “Descubrimiento de América” (Alejandro VI), como DUEÑO DEL MUNDO que era, donó las tierras americanas y sus islas con TODO LO QUE HABÍA EN ELLAS al Rey y a la Reyna de España y a sus hijos, según unas escrituras guardadas en Roma. VII. Que los Reyes de España habían aceptado el generoso regalo del Papa, que consistía en ser dueños de todas las tierras de América y que habían también aceptado obedecer sin resistencia a la Iglesia de Roma, sirviéndolas como súbditos y que estos reyes, de inmediato recibieron a los sacerdotes católicos enviados a España por el Papa para predicarles la fé católica volviéndose vasallos de Roma y que por tanto, los americanos también ESTABAN OBLIGADOS a hacer lo mismo y subordinarse a los Reyes. VIII. Que los Reyes exigían a los americanos entender el mensaje de la Carta (aunque no estuviera escrito en su idioma) y que una vez que se tomaran el tiempo razonable para pensarlo, reconocieran forzosamente a la Iglesia, al Papa y a la Pareja Real de España como sus señores y superiores de estas tierras e islas americanas, dejando recibir de buen agrado a los religiosos católicos para que predicaran libremente en ellas. Finalmente, la oscurantista Carta europea terminaba con la siguiente inhumana amenaza: IX. Si Ustedes (los americanos) reconocen ser súbditos de la Iglesia de Roma, RECIBIRIAN AMOR Y CARIDAD, y Nosotros (los colonizadores mensajeros) dejaremos en paz a sus mujeres, hijos y haciendas y no los obligaremos a ser católicos a menos que ustedes quieran y los reyes les darán muchos privilegios y favores. X. Pero si Ustedes no lo hacen o tardan en aceptar a la Iglesia de Roma como su Ley, Nosotros con la AYUDA DE DIOS LES HAREMOS LA GUERRA, los someteremos al yugo y obediencia del Papa y los Reyes, y nos apoderaremos de sus mujeres e hijos haciéndoles esclavos, dispondremos de ellos, los venderemos, les quitaremos sus riquezas y les HAREMOS TODO EL DAÑO que podamos y todos aquellos que mueran será por culpa de Ustedes y no de Nosotros, mucho menos será culpa de nuestros Reyes”

Al acabar de leer la Carta, estos “mensajeros divinos europeos” solicitaban al escribano que les acompañaba en cada “cordial” visita, que firmara el testimonio de que el Requerimiento había sido leído ante la presencia del Señor principal o líder de la población anahuaca que debía ser conquistada por “Mandato del Papa REY DEL UNIVERSO” (las palabras a ésta atrocidad sobran).

***

“A la gloria de esa antigua sociedad de grandes poetas, matemáticos, filósofos y guerreros que añoraban una vida entre Flores y Cantos y una muerte al filo de la obsidiana”

Texto original: https://www.facebook.com/pueblodelaluna.metzitzin

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s