Semillas de Vida: La sexualidad en Occidente

semillas de vida

La intimidad de los antiguos habitantes del Occidente queda al descubierto en una exposición en el Museo del Templo Mayor, la cual es una alegoría de la concepción mesoamericana en torno al rol del hombre y la mujer, vistos como seres complementarios, sensuales y fecundos a través de una selección de 180 piezas prehispánicas, la mayoría inéditas para los visitantes del centro del país.

La exposición Semillas de vida. La sexualidad en Occidente fue inaugurada la víspera por Teresa Franco, directora general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), quien destacó que, como sociedades agrícolas, las culturas de Mesoamérica y en particular las de esta región, vivían en un mundo donde lo natural y lo sobrenatural se entrelazaban.

Así, “nuestros antepasados plasmaron el cuerpo humano de una manera habitual, aunque cargada de un profundo simbolismo”. En el transcurso de la historia de los pueblos del Occidente, dijo, las representaciones de mujeres y hombres adquirieron diferentes características, según la época en que fueron creadas.

La exhibición, que permanecerá hasta septiembre, da cuenta del pensamiento de los artistas mesoamericanos en torno al tema, el cual materializaron en figuras de barro, piedra y concha; son escenas modeladas que hoy acercan al público su cosmovisión. Esta colección única proviene de los museos regionales de Guadalajara, Colima y Michoacano, así como del Soumaya.

“La sexualidad es un elemento preponderante en estas representaciones plásticas. Son muestra de que las actitudes, comportamientos y funciones de la mujer y del hombre fueron observadas con gran cuidado para enfatizar su identidad al reproducir una construcción sociocultural de sexo-género, reflejando sus roles como elementos sociales, al definir y diferenciar las relaciones entre lo femenino y lo masculino”, refirió Teresa Franco, titular del INAH, al presidir la apertura de la muestra, acompañada de José Enrique Ortiz Lanz, coordinador nacional de Museos y Exposiciones del instituto, y Carlos Javier González, director del Templo Mayor.

La dualidad ―comentó el arqueólogo Daniel Ruiz Cancino, curador de la exposición—, es el punto de partida de la cosmovisión mesoamericana, donde los contrarios se complementan y se necesitan para existir. El hombre se vinculaba con la vida, el calor y la luz, mientras la mujer se asociaba con la muerte, el frío y la oscuridad.

De este modo, las diversas maneras de relacionarse en la intimidad están presentes en algunas de las esculturas. No obstante que las representaciones de parejas en el Occidente son constantes, muy pocas demuestran actos sexuales explícitos, no así las representaciones de mujeres con vientres y pechos prominentes, en ocasiones decorados; acuclilladas para dar a luz o amamantando.

En el caso de figuras masculinas, algunas presentan ausencia intencional del falo, ya que fueron encontradas por personas que se los destruían por considerarlo obsceno. Otras son una metáfora de la penetración de la tierra. La masturbación buscaba ofrendar el flujo vital: el semen; tal acto y la punición del pene para sangrarse eran actos rituales que simbolizaban la fecundación.

Carlos Javier González, director del Templo Mayor, enfatizó que Semillas de vida. La sexualidad en Occidente es un acercamiento al orden cíclico y dual que permitió a sus creadores recrear un universo sexuado.

En su recorrido, el visitante podrá apreciar representaciones hechas por las primeras sociedades del Occidente prehispánico, como las de El Opeño y Chupícuaro, siguiendo con las piezas de la Tradición de Tumbas de Tiro, realizadas entre 200 a.C. y 400 a 600 de nuestra era, época en que las imágenes se caracterizaron por mostrar el cuerpo de manera natural.

En las últimas secciones de la muestra se presentan piezas de la etapa que precedió a la llegada de los españoles, con una representación de la figura humana más abstracta.

En opinión de Carlos Javier González, la producción del Occidente mesoamericano conservado en cerámica y otros materiales, “hace referencia a una realidad cargada de sensualidad, a la exaltación fálica y a usos y costumbres que no se reducían a la simple función reproductora o a la preservación de la especie, sino que tenían por objeto valorar el placer en el ser humano, así como evocar las relaciones afectivas y los roles de género”.

El arqueólogo Daniel Ruiz Cancino, curador de Semillas de vida. La sexualidad en Occidente, quien dará una conferencia sobre el tema en el Museo del Templo Mayor, el próximo 12 de julio a las 10:00 horas, destacó que algunas de las piezas en exhibición fueron obtenidas de excavaciones controladas, lo que ha permitido conocer más acerca de la cosmovisión de los antiguos habitantes de esta región cultural.

Ejemplo de ello es la tumba de tiro (con cámara doble) excavada en Huitzilapa, Jalisco, donde se identificó un patrón en el que la colocación de los restos humanos refleja esos conceptos: el esqueleto de la mujer se ubicó al lado izquierdo (femenino) del hombre, quedando este último al lado derecho (masculino) de la mujer.

Otro rasgo importante es que las osamentas fueron orientadas con el cráneo hacia el tiro o pozo de la tumba, de tal modo que la bóveda simboliza el útero y el tiro el ducto uterino. Como ofrenda se depositaron materiales con connotaciones rituales: representaciones de animales asociados con la tierra, como tortugas, ranas, cocodrilos y serpientes que simbolizaban la parte femenina, mientras las aves aludían a lo masculino.

La piedra verde simbolizaba la vegetación, la concha se relacionaba con la fertilidad y con la sexualidad femenina, y las vasijas cerámicas aluden a representaciones relacionadas al universo y sus cuatro rumbos.

Semillas de vida. La sexualidad en Occidente permanecerá hasta el 28 de septiembre de 2014 en el Museo del Templo Mayor (Seminario 8, Centro Histórico). De martes a domingo, de 9 a 17 horas. Costo: $59.00. Acceso gratuito a menores de 13 años, estudiantes y maestros con credencial vigente, adultos mayores de 60 años, jubilados y pensionados. Domingo, entrada libre a público nacional y a extranjeros residentes con credencial vigente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s