Festival Cultural 7 Carrizo 2019. Año Nuevo Mexicano

12 Marzo Invitación.jpg

Invitación Lona Todos Logos

Atrás 7 Carrizo

* Chicome Acatl Yancuic Xihuitl *
Festival Cultural 7 Carrizo
Año Nuevo Mexicano
FACEBOOK
9, 10 y 12 de Marzo 2019
Chicome Acatl Tlamatilcailhuitl
Mto Revolución / Zócalo
Tenochtitlan CDMX, México

Una Celebración de Todos los Mexicanos
facebook.com/groups/AnoNuevoMexicano

COMPARTE
www.alianzanahuaca.org

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Consejos de una “madre mexica” a su hija


captura-de-pantalla-2017-11-03-a-las-17-56-35-high.png

Era muy sagrada y venerable la labor que los padres mexicanos sentían al momento de educar a sus hijos (“tlacahuapahualiztli”) en el seno del hogar (“Chantico”), pues antes de que estos últimos fueran enviados a las escuelas de las ciudades, la cultura del Anahuac consideraba que eran justamente los padres “los primeros” maestros de los niños y era en consecuencia su obligación moral, como sus amorosos instructores, el darles buena crianza desde muy edad temprana, o como ellos mismos decían en sentido figurado “colocar frente a un gran espejo a sus hijos para que se miraran reflejados en el”, para que de ese modo se conocieran a si mismos y aprendieran a “humanizar su querer” y gobernar su mente y emociones.

Por lo anterior, es indudable que la inmejorable manera de medir el nivel de avance en una sociedad es precisamente conociendo el tipo de moral y ética inculcada en sus habitantes, pues más allá de los avances científicos y tecnológicos, la base en la que se apoya el progreso y éxito de cualquier sociedad está en su sistema de valores, pues son éstos los que garantizan la pervivencia y determinan el Grado de Evolución en la consciencia de las personas.

Así pues, de nada sirve en una sociedad contar con un desarrollo amplio de la CIENCIA sin un desarrollo a la par de la CONCIENCIA, como fue el caso de la Europa Medieval y sus coronas imperialistas, que a pesar de contar con importantes y respetables avances en su Ciencia (misma que no era propia sino que heredo casi enteramente de parte de Asia y Egipto), en lo que respecta al nivel de consciencia de sus reyes y habitantes en general, podríamos decir que se encontraba en un nivel propio de bárbaros y cavernarios dignos de los albores de la Humanidad.

De tal modo, es licito afirmar en base al tipo de educación que recibían TODOS LOS NIÑOS Y JÓVENES del Anahuac, que aquí en nuestras tierras, no solo se vivió un formidable avance científico en muchos campos, sino que también se contó con una superior forma de pensamiento, es decir, existió un equilibrio y una reciprocidad perfecta entre el grado de Conocimientos y SU USO, pues el sistema de valores del Anáhuac siempre camino de la mano con el avance de la ciencia.

Tal era el alto grado de civilidad presente en los actos de los primeros mexicanos, que se podría aseverar sin temor a exageraciones que en muchos aspectos de la vida cotidiana, nuestros “Viejos Abuelos” aspiraban siempre a practicar un comportamiento cercano a la perfección, pues desde el individuo más humilde en los campos de cultivo hasta los abocados a gobernar en los palacios, todos ellos y sin excepción, por exigencia del Estado presidido en el “Huey Tlatocan” debían recibir educación escolar; es decir, el Antiguo México, fue la única región del planeta en el siglo XV que se preocupó por la educación integral de toda su población, al grado que instauro leyes donde HIZO OBLIGATORIA Y UNIVERSAL LA EDUCACIÓN, quedando garantizado el paso por los colegios y academias de todos y cada uno de sus habitantes desde la corta de edad (siendo estas escuelas universales el “Telpochcalli”, “Cuicacalli”, y “Calmecac”).

IMG_20171129_151614_0

Es por ello, que del Anahuac no nos podemos referir como una Civilización fallida, sino como una Civilización invadida, truncada, hostilizada por extranjeros, que dejo de existir físicamente no por falta de los suficientes y meritorios avances científicos y morales, sino a causa de las barbáricas coronas europeas que asolaron y conspiraron contra los pueblos de nuestros ancestros. Que de haber sido de otra manera, ahora mismo estaríamos hablando de que el Anáhuac (América), hoy por hoy, en base a sus méritos propios e irrefutables de su pasado, sería sin duda, en la actualidad la porción del mundo MAS AVANZADA TECNOLÓGICAMENTE Y MORALMENTE, algo que desafortunadamente sabemos que no es así, porque el erróneamente autonombrado “Viejo Mundo” vino a infectar y derrumbar la sublime sociedad que representó el Anáhuac antes de 1521 y que fue producto de milenos de evolución, que en menos de un siglo fueron eclipsados por el “acero” de las espadas y los “maderos” de las cruces europeas.

No obstante, como mexicanos del siglo XXI, debemos enderezar nuestros rostros y corazones, y recobrar la fuerza y dignidad que nos viene en la sangre, para hacer de este país México el “paraíso terrenal” y EJEMPLO MUNDIAL que alguna vez fue, cuando fue habitado por personas honestas y amables, lo mismo que gobernada por líderes cultos y sabios. Es por lo anterior, que en la presente publicación nos alegra poderles compartir un pequeño pedazo de lo que fue aquella tremenda calidad moral de antaño que atesoraron en sus mentes y pechos nuestros antepasados.

No haremos tregua en insistir, que el tipo de CONSEJOS QUE LAS MADRES DABAN A SUS HIJAS en el Antiguo Anahuac, no son de ninguna manera palabras ni consejos caducos o anacrónicos, pues estos mismos códigos morales funcionaron y ennoblecieron a la sociedad DURANTE MILENOS y fueron el eje rector de conducta de nuestras primeras mujeres mexicanas, quienes siendo “aquellas feminidades” igual de mortales y de carne y hueso como las actuales, supieron llevar muy en alto el sagrado papel de “mujeres de la tierra y madres del pueblo”.

La insipiente y muy joven cultura actual “americana”, no va más allá de 500 años de edad, por lo cual es imposible afirmar que el tipo de valores que nuestra sociedad en conjunto tiene al día de hoy, sean en verdad los correctos y los que garanticen la forma ideal de la convivencia humana. Se podría decir en contra, que el futuro tecnológico parece prometedor para la Humanidad, pero de nada nos va servir el poder sobrevivir otros 500 años más y librar a la patria de futuros genocidios (mismos que en su momento nuestros ancestros no pudieron superar) si como pueblo no tenemos VALORES Y UNA ALTA ÉTICA en igualdad con nuestra “deslumbrante ciencia actual”, pues a diferencia de nosotros, los Viejos Abuelos Mexicanos lograron algo más valioso y que a la fecha no hemos podido equiparar a pesar de que seguimos vivos como sociedad, ELLOS SE CONSERVARON HUMANOS desde el origen y hasta el último momento de sus vidas y eso es infinitamente más meritorio y digno de reconocerles como Civilización, que el empuje de sobrevivir por siglos y siglos, pero ya siendo todo menos un “pueblo” humano.

tumblr_inline_p7nie0RYzK1rttppn_500

Ahora bien, luego de esta introducción, pasemos a la versión recogida desde las fuentes escritas, del tipo de consejos que las madres de Anáhuac daban a sus niñas y adolescentes. Pedimos, que no sea esta una lectura mas, superficial y tomada deportivamente, sino que sea leída y comprendida a profundidad para que retomemos la moral correcta que nos heredaron los Viejos Abuelos y la llevemos hasta el seno de nuestros hogares, los cuales son los ÚNICOS Y REALES refugios protectores de nuestras pequeñas niñas y jovencitas mexicanas, siempre ambicionadas y acosadas por la cultura actual llena de trampas e ideas corruptoras. Cabe mencionar que los Consejos que compartimos a continuación, fueron tomados de una fuente histórica confiable siendo ésta, la “Colección de documentos para la Historia de México, de Ternaux-Compans” pag. 132. Sin más, aquí les dejamos estas bellas “palabras floridas” que no hacen más que reafirmar la razón del por qué las MADRES Y MUJERES del Anáhuac  eran (y son) sagradas en verdad:

(Inicio del Texto)

CONSEJOS DE UN MADRE MEXICA A SU HIJA

“Hija mía, yo te he dado el ser, te he criado y alimentado; el honor de tu padre se refleja sobre ti; si no cumples con tu deber no podrás vivir con las mujeres honradas, y nadie te querrá por esposa.

No se vive en este mundo sino con harta pena y trabajo; las fuerzas se agotan y es necesario servir al Dador de la Vida para que nos ayude, nos sostenga y nos conceda la salud.

Conviene que seas activa y cuidadosa para adquirir lo necesario. Querida hija, evita la pereza y la negligencia, se limpia y laboriosa, cuida tu casa, haz que reine en ella el orden, que cada cosa ocupe su lugar y de este modo sabrás cumplir con tu deber cuando te cases.

En cualquier parte que te halles, respeta el pudor; no andes demasiado ligera, ni sonriendo o mirando a los hombres que pasan cerca de ti: atiende solo a tu camino, de este modo adquirirás reputación de mujer honesta.

Cuida de hablar convenientemente, cuando se te haga una pregunta, que tus respuestas sean cortas y claras.
Cuida de tu casa, haz labor, trabaja: si así lo haces, hija amada mía, merecerás poseer lo necesario para poder comer y vestir, serás dichosa y darás gracias al Dador de la Vida de haberte dado los talentos necesarios a la mujer.

No te dejes dominar del sueño y de la pereza, no permanezcas demasiado en la cama, a la sombra o al fresco, pues te harás floja y aun libertina, y no podrás vivir con honor y convenientemente. Las mujeres que se entregan al libertinaje en realidad no son amadas ni apreciadas.

Que estes sentada o levantada, andando o trabajando, tus acciones y pensamientos han de ser loables; cumple con tu deber y así agradaras al Dador de la Vida y a tus padres.

Cuando te llame acude a la primera vez, para ver lo que de ti deseo, evitándome el disgusto de castigar tu pereza y tu desobediencia.

Escucha con cuidado las ordenes que se te den, no respondas mal; y si no pudieres hacer lo que se te manda sin faltar al honor, excúsate políticamente, pero no mientas y no engañes a nadie, porque el Dador de la Vida te ve.

Si oyes llamar a alguno y no acude pronto, apresúrate tú a presentarte y haz lo que se quiera que el hiciese. Con esto conseguirás ser amada por todos.

Si te dan un buen consejo, aprovéchale, no le desprecies para que no pierdas la estimación del que te lo da. 
Que tu modo de andar no sea ni demasiado apresurado, ni deshonesto, pues pasaras por una mujer ligera.

Se caritativa, no odies ni desprecies a nadie, no seas avara, no interpretes las cosas en mal sentido, no tengas envidia del bien que el Dador de la Vida le concede a otros.

No hagas daño a nadie para que no se te haga, evita el mal, no sigas las inclinaciones de tu pasión porque podrías engañarte, caer en el vicio y causar tu vergüenza y las de tus parientes.

Evita la amistad de los mentirosos, de los perezosos, y de las mujeres de malas costumbres porque ellas te perderían.

Ocúpate de tu casa, no salgas de ella para divertirte, no pierdas tu tiempo en los mercados, en las plazas y en los baños públicos, pues de este modo se pierde la mujer y se hace viciosa, porque solo se nutre de malos pensamientos.

Cuando un hombre atrevido trate de dirigirte la palabra, no le escuches, no le mires, guarda silencio y no le hagas caso, si te sigue no le respondas, para que tus palabras no exciten su pasión. Si no le prestas atención dejara de seguirte.

No entres sin necesidad en casa ajena, para evitar que de ti se murmure.

Si vas a ver a tus parientes hazles presente tu cariño; no seas perezosa, toma parte en el trabajo que traigan entre manos, si puedes hacerlo, y no permanezcas mirando a los que lo hacen.

Si escoges esposo, amale, escúchale, respétale, haz con gusto lo que te solicita, no vuelvas la cabeza cuando te hable, y si te dijera alguna cosa desagradable, procura sobreponerte a la pena. Si vive de tu dote, no por eso le desprecies. No seas caprichosa, porque ofenderías a tu marido y perderías su cariño. Dile con dulzura lo que creas conveniente, no le dirijas discursos ofensivos delante de los demás, ni aun estando frente a tus hijos, pues tú serás la que cargue con la vergüenza y el desprecio.

Si viene alguien a visitar a tu marido, recíbele bien y dale señales de deferencia.

Si tu marido no se conduce convenientemente, dale buenos consejos para que lo haga y tenga cuidado de su casa.

Vigila cuando se trabaja en tus posesiones y huertos, procura presenciar la recolección y no descuidar nada.

No seas tirana de tu hogar, ayuda a tu marido de sus quehaceres, de este modo no carecerás de lo necesario y podrás atender la educación de tus hijos.

Hija mía si sigues mis consejos, serás querida y estimada de todos. Al dártelos con mi deber de ser madre; siguiéndolos serás dichosa. Si otra cosa sucede será por tu culpa; el tiempo te hará arrepentir de no haberme escuchado, sin que pueda argüírseme de no haber cumplido el deber que tengo de aconsejarte como madre”.

(Final del Texto)

ritual-del-parto-en-el-mexico-prehispanico-bebe-h600-medium

***

“A la gloria de esa antigua sociedad de grandes poetas, matemáticos, filósofos y guerreros que añoraban una vida entre Flores y Cantos y una muerte al filo de la obsidiana”

***

Por: Tecuhzoma Teutlahua.

No olvides visitar nuestra pagina Facebook/Pueblo de la Luna 

https://www.facebook.com/pueblodelaluna.metzitzin

 

Suplicio y muerte de Cuauhtemoc

tortura-de-cuauhtemoc-y-tetlepanquetzal

   28 de febrero de 1525, fecha que registra la Historia como el día en que el “Huey Tlahtoani” Cuauhtemoc, MURIÓ asesinado a manos de sus captores hispanos. Cuatro años atrás, Tenochtitlan la esplendorosa capital de Anáhuac, había sido invadida y saqueada por las tropas de Hernán Cortes, quien aprovechándose vilmente de la CRISIS HUMANITARIA que sufría la “Blanca Ciudad” a causa de una terrible y “extraña” epidemia que en plena guerra diezmo dramáticamente a su población y desplomo al mínimo la capacidad de sus defensas militares, pudo consumar su pretensión de tomar la ciudad para sus propósitos imperialistas, luego de meses de un brutal sitio que bloqueo todo tipo de ayuda venida del exterior hacia el último bastión mexica, mismo que resistió heroicamente al asecho de sus enemigos, más allá de sus posibilidades humanas.

   Según se cuenta, cuando ya la guerra estaba perdida para los mexicanos en la noche del 13 de agosto de 1521, Cuauhtémoc fue apresado y llevado ante la presencia de Hernán Cortes en una orilla del lago que estaba lleno de cadáveres flotando. Una vez frente al capitán castellano, el capturado caudillo del Anahuac le dirigió estas palabras llenas de dignidad y entereza, mismas que recogen las fuentes:

“…señor Malinche (Cortes): ya he hecho lo que soy obligado en defensa de mi pueblo que ya no pudo más resistir, y pues vengo por necesidad y preso ante tu persona, toma ese puñal que tienes en el cinto y si puedes mátame tu mismo luego con él”.

captura

   No obstante, como es sabido Cuauhtémoc no murió en esa noche de la “Caída de Tenochtitlan”, pues los maquiavélicos planes de Cortes le tenían deparado ser usado como rehén y botín de guerra, para que las poblaciones futuras en ser sometidas no intentaran hacer la guerra a los hispanos y sus indios aliados, apabullados por la herramienta psicológica de terror, una vez que vieran que el gran mismísimo “Huey Tlahtoani” había sido reducido a un prisionero a merced del ejército invasor.

   Sin embargo, aunado a ese deleznable propósito de usar al joven dirigente caído en desgraciada como “trofeo viviente”, a Cortes le interesaba recuperar el mítico “tesoro de Moctezuma (Xocoyotzin)” que había perdido en su derrota de la “Noche Victoriosa” (30 junio 1520) y sabía que solo un hombre de la talla de Cuauhtemoc, era el único que podía conocer la ubicación real de ese supuesto tesoro perdido. Pero la valentía y lealtad de Cuauhtemoc que no conocía limites, le ayudo a no ver quebrada su voluntad y nunca confeso a su verdugo donde estaba “aquel preciado tesoro”, por más torturas intolerables y vejaciones inhumanas a la que Cortes lo sometió para forzarlo a hablar.

    Una de esas torturas físicas que sufrió el “Huey Tlahtoani”, es la ampliamente conocida “quema de sus pies en la hoguera”, a la que fue sentenciado luego de un arranque de rabia del capitán hispano, quien se dejó llevar por los rumores de sus aliados indios, quienes le aseguraban que Cuauhtemoc tenía escondido el dicho tesoro, y por esta causa, los oficiales reales de Cortes (entre ellos, Julian de Alderete) recibieron la orden de su capitán, de dar en su casa de Coyoacan el mayor tormento al “Guatemuz” (como le llamaban los hispanos a Cuauhtemoc) y a su primo el Señor de Tacuba quien era su amigo más cercano. Según se cuenta, Doña Marina (“Malintzin”) se acercó al encadenado Cuauhtemoc mientras éste último estaba sufriendo el tormento del fuego y le dijo:

“… más te ayuda obedecer, nuestro capitán dice que busques 200 tejuelos de oro, tan grandes así como este… (Señalando con la mano a una patena de cáliz)”

    Tal tortura inmisericorde en Coyoacán, consistió en untar aceite a los pies del “Señor de México” (Cuauhtemoc) y a su confidente el “Señor de Tacuba” (Tetlepanquetzal), para luego sentarlos amarrados a cadenas, en una posición tal que los dejara con los pies colgando dentro de una hoguera, para que el dolor de su carne ardiendo les hiciera confesar el paradero del tesoro. Pero como ya hemos dicho, Cuauhtemoc no revelo ubicación real (tan solo dijo cosas para despistar) y estoico aguanto el tormento y en ningún momento se quebró, dejando de manifiesto su condición de noble y gran guerrero. Más cuando Cuauhtemoc, a mitad del suplicio vio que la voluntad de su primo desfallecía y parecía estar a punto de revelar el “secreto” a Cortes, el joven líder mexica se volteo hacia su compañero quien lloraba y rogaba a sus inquisidores detener aquella crueldad, y con estas sacudidoras palabras le devolvió la integridad y la bravura:

“… ¡¿Por qué te doblegas?!, acaso ¿ves que por ventura yo estoy en un baño de temazcal?”

cuauhtemoc-torturado-hernan-cortes_a5e9088b (1).jpg

    De ese modo, encadenado, torturado de todas las formas y vigilado noche y día, paso los siguientes cuatro años a su captura el líder Cuauhtemoc, quien dejo Tenochtitlan y el valle central para siempre el 12 de octubre de 1524, cuando Cortes lo llevo consigo como “prenda de cambio” a la campaña de invasión del sur, con rumbo las Hibueras (Honduras) y la región maya. Ya imaginamos lo que pudo representar para el “Huey Tlahtoani” el esfuerzo sobrehumano, de andar largas caminatas a pie hacia esas tierras sureñas, con ambos pies totalmente destrozados y atrofiados tras aquel crimen contra su persona en Coyoacan.

    Muchas fueron las anécdotas y desventuras que el destino le deparo a Cuauhtemoc, en ese su agónico viaje a lo desconocido, mismo que termino fatalmente el 28 de febrero de 1525 en la localidad de Acallan o “el lugar de los muelles” (Tabasco o Campeche) y aunque hasta el último momento, el hijo de “Ahuizotl”, no desistió en su convicción de escaparse a sus miserables apresadores y recuperar su amada Tenochtitlan, acabo siendo asesinado sin ver de nuevo sus manos fuera de las cadenas. Pues, el capitán castellano decidió matarlo al percatarse que llevar con vida a Cuauhtemoc, por todas esas ciudades selváticas a las que arribaba en su campaña hacia las Hibueras, comenzaba a tener el efecto contrario a sus deseos, pues aunque algunas poblaciones se rendían sin remedio ante el invasor al ver que fue “capaz de derrotar” al Señor de México; la mayoría de esos habitantes en cambio, manifestaban sus simpatías y lealtades hacia el “Huey Tlahtoani” quien hábilmente comenzaba a sacar rédito de aquella travesía al secretamente pactar alianzas con esos señoríos mayas que le se iban uniendo a su paso, esperando el momento de asestar el golpe a los hispanos una vez que cayeran en la trampa a la que estaban ya siendo conducidos al internarse cada vez más en esa profunda selva.

    Una prueba de que algunos pueblos del sur, al ver a Cuauhtemoc vivo, comenzaron a volcar su lealtad hacia él y no hacia los invasores hispanos y sus indios aliados, es el siguiente testimonio recogido de los “Anales de Tlaltelolco”, acerca de lo declarado por el “tecuhtli” de un señorío chontal en Tuxkaha, al enterarse de la proximidad hacia sus territorios del señor de México quien venía preso en la expedición:

“… ¡que venga Mi señor!, nuestro amo y soberano. Que nos hagamos dignos de su merced, que nos vuelva a tratar a sus súbditos con su clemencia. Que vuelva a mandar, porque debe saber que si él nos impone algo, nosotros sabremos cumplirlo”

hibueras

    Al ver Hernán Cortes que aquella ciudad de Tuxkaha había recibido a Cuauhtemoc con las dignidades y honores propias de su majestad, y que toda la ciudad había sido adornada con flores y los doseles más relucientes de quetzal para celebrar la llegada del “Huey Tlahtoani”, el capitán no dudo más que tener vivo al líder mexica jugaba más en su contra que a su favor. La vena asesina del capitán se inflo cuando, los pobladores exigieron que su “Señor mexicano” fuera el que hablara por el contingente que arribaba y no así el jefe hispano. A lo que no tuvo más remedio que acceder Cortes, quien dejo a su prisionero dirigir unas palabras a aquella multitud que lo aclamaba. Lo que dijo Cuauhtemoc fue lo siguiente, constituyendo el último discurso que dirigió en público:

“… esforzaos, nobles acallantlacas, lo más que podías con la ayuda de nuestro dios. Permanezcan contentos. No vayáis a pueblos ajenos. Sean felices aquí, para que no ocasionéis dolor a las gentes de otros lugares, a los viejos, a los niños que todavía están en las cunas, y los que apenas comienzan a caminar, a los que están jugando en otros lados. Tener cuidado con vuestros niños y compadeceros de ellos. Amadlos, no los abandonéis para que no se vayan a un pueblo extraño. Se los recomiendo yo, porque contra mi voluntad seré llevado a Castilla… ¿Qué si yo regresare o pereceré allá?, Quizá, y no vuelva a verlos. Haced todo lo que este en nuestro poder. Amad a vuestros hijos tranquilamente en paz. No les inflijáis ningún dolor. Ya solo digo esto: ayudarme con algo para que yo tenga fortaleza cuando sea recibido por el señor de Castilla…”

Acto seguido, el señor de Tuxkaha, le respondió a Cuauhtémoc con las siguientes palabras:

“¡Oh señor y amo!, ¿por qué nos hablas como si fueras nuestro súbdito?, no te aflijas, no te humilles ante nosotros, porque aquí está tu propiedad. He aquí nuestros tributos para ti”

fantasma-castillo-almodovar-rio

   Luego de aquel episodio memorable, se cuenta que enmudeció el joven líder ante su público, también se dice que su rostro se nubló con solo pensar en la funesta Castilla. Pero el desenlace habría de ser peor. Cuauhtemoc tampoco llegaría a Castilla, pues la muerte le acaeció en las siguientes horas a ese su ultimo celebre discurso suyo, sus palabras y el amor que tenían los pueblos por Cuauhtémoc convencieron a Cortes que no podía dejar más con vida a un enemigo tan peligroso, recapacitando ante la posibilidad de que su rey Carlos V, tarde o temprano le reclamaría enviarle sano y salvo al soberano mexicano ante su presencia y ello sin duda, desbarataría los planes mezquinos del capitán de hacerse ilegítimamente con el poder de la “corona mexicana”, una vez que Cuauhtemoc revelara ante el monarca europeo asentado allá en Castilla, todas y cada una las atrocidades y traiciones que Cortes había cometido en tierras de Anahuac.

   El final de la vida de Cuauhtemoc llego ese mismo día, cuando el sol ya se metía por el horizonte (“como el águila que desciende” tal y como evoca su nombre), cuando un instigador indio aliado bautizado por los hispanos como “Cristobal” (su nombre otomí era Coztemexi Cozcoltic) y apoyado por Doña Marina llegaron hasta la tienda de Cortes para avisarle, que si no mataba a Cuauhtemoc esa misma noche, al día siguiente ninguno de ellos amanecería con vida, pues la sublevación de los mayas chontales ya estaba en curso, pues aseguraban que un secreto emisario de Cuauhtemoc se había visto con el señor chontal le había dicho “que era necesario sacudirse a los castellanos, pues vendría un tiempo en que los extranjeros harían mucho daño y mucho mal, que matarían a los pueblos, y que Cuauhtemoc era del mismo parecer que debía matárseles, pues ya traía mucha gente organizándose y que serían más con la ayuda de los chontales” .

   Sin tardanzas, al oír aquella revelación del indio aliado y Doña Marina, Hernán Cortes se dispuso a cometer un acto de crueldad extrema que serviría de advertencia a los mayas chontales y representaría un sordo mensaje a la rebelión clandestina que ya gestaba los ejércitos fieles al “Señor de México” (comandados por un tal Temilotzin, cuyo paradero final nunca se supo). Aquella medida sería tan despiadada que incluso el cronista Bernal Díaz del Castillo, dejaría escrito en su testimonio que “aquella condena era injusta y que le parecía mal a todos los que iban con Cortes”…

Ci_qlHvUgAAY18p

   Sin juicio y sin razón probada, Cuauhtemoc y su eterno amigo Tetlepanquetzal fueron visitados en su cautiverio y aun con las cadenas puestas fueron barbáricamente decapitados por Cortes, y sus cuerpos fueron colgados de cabeza en un árbol sagrado (una gran ceiba) al centro de aquella ciudad chontal que horas antes había hecho un recibimiento festivo por motivo de la visita de su “Señor Cuauhtmoctzin”, no obstante, también se asegura que las cabezas fueron rescatadas por hombres leales al joven tlahtoani, luego de que el capitán las mandara clavar en unas estacas a la entrada del templo de la ciudad, denostando así su real condición de salvaje invasor.

   Según algunos testigos indígenas de la atroz escena, al sentir el filo de la espada que iba cortar su cabeza, antes de expirar, Cuauhtemoc miro a los ojos a su ruin victimario y con su voz llena de amarga dureza le dijo:

“… señor Malinche, hace tiempo que ya sabía que esta muerte me ibas a dar, pues yo conocía de sobra la falsedad de tus palabras. Ahora me matas sin justicia, pero que Dios te la demande, porque yo no te la di cuando te tuvimos entregado en nuestra ciudad de México”.

   En la profundidad de la selva maya, colgados de un árbol se balancearon los cuerpos inertes de los Señores de México en aquella verdadera Noche Triste de febrero de 1525, y desde entonces no amanece ese negro anochecer que ha durado 5 siglos, pero cuando el alba del Nuevo Sol llegue, la Luz sera la que domine y no las sombras, ya no habrá quien diga que ahí terminaron todas las esperanzas del Anáhuac y del sagrado “Pueblo del sol”, pues así como la “gran ave del cielo” que un día cae tras del horizonte, al otro día vuelve a resurgir sin ver mitigado su brillo, su fuerza y su calor.

heroe mexicano

¡Larga vida al “Joven Abuelo” Cuauhtemoc, héroe inmortal de México!

***

Por: Tecuhzoma Teutlahua.

No olvides visitar nuestra pagina Facebook/Pueblo de la Luna

https://www.facebook.com/pueblodelaluna.metzitzin

***

“A la gloria de esa antigua sociedad de grandes poetas, matemáticos, filósofos y guerreros que añoraban una vida entre Flores y Cantos y una muerte al filo de la obsidiana”

FLOR. Festival de las Lenguas Originarias

En México actualmente existen 364 variantes de lenguas originarias, las cuales lo llevan a posicionarse dentro de las 10 naciones con mayor cantidad de diversidad lingüística y cultural en el mundo. Por ello la importancia radica en la preservación y difusión de las mismas.
La Alcaldía Iztapalapa a través de su Dirección Ejecutiva de Cultura te invita a que asistas el próximo jueves 21 y viernes 22 de febrero al “Festival de Lenguas Originarias: FLOR”. La cita es en la Macro Plaza del Jardín Cuitláhuac, ubicado en calle Victoria y 5 de Mayo, Barrio San Lucas, a partir de las 11:00 horas.
¡Te esperamos!
#EntradaLibre

link desde donde estará transmitiendo la Cabina Radio:

http://www.metateradio.home.blog

 

Calendario Mexicano 7 Carrizo. Calmecac Nexticpac

* Calendario Mexicano 7 Carrizo *
Calmecac Nexticpac
$ 20 pesos

Puntos, zonas y sus alrededores de adquisición:

– Metro Oceanía y centro CDMX
5527742256

– Consulado y terminal autobus norte
5543466606

– Pantitlan y alameda oriente
5534048858

– Enah y Ajusco
5513956379

– CDMX, Zócalo
5525230510

– Cuernavaca Morelos
miqp49@hotmail.com

– San Diego California (3 dls)
espe.villa1@gmail.com

– A cualquier parte del país más gasto de envío
(Contacta para acordar entrega)

***Quien guste unirse como distribuidor contactarnos para precio.

Andaremos en diferentes danzas y eventos. Toda la info en:
www.facebook.com/CalmecacNexticpac
www.alianzanahuaca.org

Lámina couche 200gramos que contiene la Cuenta Nahua del Tiempo de la Gran Tenochtitlan (marzo2019/marzo2020), correlacionada con la cuenta cristiana. Ésto para llevar el día a día el conocimiento del aquí y ahora en que vivimos.

Nuestra Cultura Viva
www.facebook.com/Cauhpohualli

 

Cuauhtemoc: “el águila crepuscular”

440px-Moctezuma_II

   La palabra “Cuauhtemoc” proveniente del idioma náhuatl, en realidad no tiene uno, SINO TRES SIGNIFICADOS distintos y el motivo de esta breve publicación es compartirles estas susodichas tres “traducciones polivalentes” del evocador nombre azteca “Cuauhtémoc”, mismo que portó el legendario doceavo y ultimo, “Huey Tlahtoani” mexicano, quien dicho sea de paso, no fue “sembrado” (bautizado) con ese nombre por cuestión del azar o por mero gusto de sus progenitores, pues en el México Antiguo, las personas tenían nombres personales acordes a su “misión” en la vida, misma que los sabios agoreros del templo (“tonalpohuqui”) dictaminaban o estipulaban a manera de PREDESTINO para cada persona, luego de analizar con ayuda del antiguo libro sagrado “Tonalamatl”, el momento astronómico de la hora de nacimiento y las “energías innatas” mostradas por los recién nacidos.

   Establecida la introducción, he aquí los tres significados de la palabra “Cuauhtemoc”, mismos que aconsejamos sean vistos como las “capas de un todo” y no como significados separados, para que logren hacer suyo el profundo mensaje que contienen:

  • Significado literal: “Águila que desciende”

Esta sin duda, es la traducción más ampliamente conocida del nombre del soberano mexica, pues como se sabe, “Cuauhtemoc” es una aglutinación del nahuatl, producto del vocablo “cuauhtli” que significa “águila” y del término “temoc” que se refiere a “bajar o descender”.

  • Significado simbólico: “Puesta de sol o crepúsculo”

Dentro del idioma náhuatl, todas la palabras conservan un significado simbólico aparte del literal, pues en realidad, el idioma de los antiguos mexicanos era una “lengua poética” (Xochitlahtol = lenguaje florido), que usaba la ambivalencia (o doble sentido) para expresar con una sola palabra dos o más conceptos distintos. En este caso, el “nahual” o “simbolismo” del águila es el SOL, pues se le consideraba al Astro Rey, como “una gran ave guerrera que surcaba los cielos” (Ver, monumento Piedra de los Soles), siendo esta ave rapaz por excelencia la del águila real; por tanto, decir que el “águila desciende” es también el simbolismo del atardecer o el ocaso del día, que es el momento justo en que el “Sol (la gran ave) baja en el horizonte”.

  • Significado profético: “El Finalizador”

Dentro de la cosmovisión del Anahuac, el Sol (“Tonatiuh” = Aquello irradiante) no era una deidad del panteón mexicano o un objeto de culto en sí mismo (como el caso del Culto Solar occidental), sino que era venerado precisamente porque se le consideraba el “Recipiente Sagrado” o lugar donde se almacenaba la “energía divina” que mantenía la vida en la tierra; no obstante, los antiguos mexicanos creían que esta energía mística (“Ollin”) transmutaba cada cierto tiempo establecido, cambiando de diferente naturaleza y potencia de acuerdo a los tránsitos de las “Eras o Edades” de la Civilización (“Nahui Ollin”, Mito de los Soles). Por tanto, en el sentido profético un “águila en picada o descendiendo” aparte de ser el indicativo de un “Sol en el ocaso”, también puede ser traducido como el “Final de una Edad”, pues un “atardecer” en una escala superior y sagrada, es el simbolismo de que  la “energía divina” comienza a vaciarse o debilitarse y solo será restablecida cuando el Sol, aparezca de nueva cuenta en el “amanecer del siguiente ciclo cósmico” (nacimiento de una Nueva Edad).

cuitlahuac-caida-de-tenochtitlan

   No obstante, este significado “profético” ofrecido, acerca del nombre de Cuauhtemoc no es producto, ni conclusión de la retrospectiva histórica, formulada a sabiendas de que a Cuauhtémoc le tocó la tragedia de protagonizar la “Caída de Tenochtitlan” estando la ciudad bajo su tutela; en realidad, el significado profético nos viene desde la tradición, pues se asegura que ya se sabía entre los Señores mexicah contemporáneos a Cuauhtemoc, que posiblemente él sería el último tlahtoani de la época antigua, pues cuenta la leyenda, que los sabios del templo le “bautizaron” con ese nombre a manera de “clave y sortilegio”, porque después de revisar su “energía innata” (“tonalli”) en base a las formulas sagradas del “Tonalamatl”, se dieron cuenta que ese niño estaba PREDESTINADO a “Ocultar el sol” (como así mismo inicia su célebre Mandato al Anahuac, que dejo a la posteridad) o lo que es lo mismo, ver llegar el crepúsculo del liderazgo mexica cuando, al fin, la “oscura noche cayera sobre México-Tenochtitlan”. Fue así, que “Cuauhtémoc” (“Águila que desciende”, “Ocultamiento del Sol”, o el “Finalizador”) se le dio por nombre a ese bebe especial de nuestro pasado, hijo de Ahuizotl y la princesa Tiyacapantzin y nacido bajo la luz mortecina de un eclipse (año 4-Tecpatl, 1496), quien sería a la postre, elegido por la fatalidad para convertirse en el último líder defensor de la gran Confederación de la Triple Alianza. Por ello, desde niño a Cuauhtemoc se le fue educando y preparando para la gran prueba que según las visiones de los sabios, tendría al final de su vida, cuando llegara el momento de “Finalizar la Era” (enterrar a Tenochtitlan) y entregar el conocimiento que guardaba la “Blanca Ciudad” a nuevos guardianes.

  ¿Cómo supieron los sabios “tonalpohuaqui” que Cuauhtemoc sería el niño de la profecía, que habría de cargar con el peso de tener que finalizar dignamente la Era Mexica, sosteniendo a su pueblo en la más amarga de las pruebas (la derrota)?, eso aún no tiene respuesta por parte de la ciencia actual y es pieza clave del gran misterio que encierra todo lo tocante a la enigmática figura del ultimo “Huey Tlahtoani” del México ancestral.

   Para abonar al fascinador mito del héroe y mártir, Cuauhtemoc, cerremos este texto con las palabras que le fueron conferidas al momento de nacer por parte de la sacerdotisa y partera que lo recibió, mismas palabras que fueron recogidas por las fuentes y que rezan así:

“… ¡Oh niñito, Tú propia tierra es otra!, no eres de aquí,

en otra parte estas comprometido, que es el campo donde se hacen las guerras…

tu oficio y facultad es la guerra,

tu oficio es dar de beber al sol con la sangre de los enemigos de Tenochtitlan,

y dar de comer a la tierra, que se llama Tlaltecuhtli, con sus cuerpos.

Tu propia patria, tu herencia y tu padre esta en la casa del Sol, el cielo;

Allá has de alabar y regocijar a nuestro Dios”.

 

***

Por: Tecuhzoma Teutlahua.

No olvides visitar nuestra pagina Facebook/Pueblo de la Luna 

https://www.facebook.com/pueblodelaluna.metzitzin

***

“A la gloria de esa antigua sociedad de grandes poetas, matemáticos, filósofos y guerreros que añoraban una vida entre Flores y Cantos y una muerte al filo de la obsidiana”

4o. Aniversario, Círculo de Cantos Yolohteohuaqueh

Gracias Gran Espíritu por permitir seguir cantando con nuestro corazón.

Estamos muy contentos de poder invitarlos a nuestro 4o. Aniversario del Círculo de Cantos de Yolohteohuaqueh, además de que recibiremos la Pantli del Año en curso Chicoace Tochtli Xiuhtl, y los estaremos esperando para poder reflejar mi rostro en tus ojos a partir de las 17:30 hrs para asi dar inicio a las 18:00 hrs en punto.

En Sadi Carnot 68, Col. San Rafael, CDMX
Casi enfrente de la UVM, campus San Rafael
Metrobús Plaza de la República (Línea 1)
Metros San Cosme y Revolución (Línea 2, Azul)

Ixcateopan: Paradigma de la Mexicanidad

          ixca3

   El 2 de febrero de 1949, don Salvador Rodríguez Juárez, de Ixcateopan, Gro., mostró al cura párroco de esa población serrana, el presbítero David Salgado, dos documentos manuscritos que habían venido a sus manos desde sus antepasados, pasando de padres a hijos. Dichos documentos contenían la crónica del rescate del cadáver del Cuauhtémoc, ultimo “Huey Tlahtoani” de Tenochtitlan, y de cómo fue el traslado de su cuerpo, realizado por un grupo de sus fieles guerreros desde el lugar del suplicio (actual Tabasco) donde fue asesinado por Hernán Cortes, acaecido el martes de carnaval del 28 de febrero de 1525, hasta Ixcateopan, Gro., de donde era originario Cuauhtémoc; para ser enterrado en el palacio de sus abuelos maternos, señores de aquel Señorío sureño y su entierro hecho por orden de Fray Toribio de Motolinia, en diciembre de 1529 en el mismo lugar donde quedo bajo el altar mayor de la iglesia que el religioso dejo trazada y después se construyó.

   Tales documentos presentados por don Salvador Rodriguez, mismos que le fueron heredados por su abuelo, Florentino Juarez, consistieron en dos hojas de papel tamaño folio formando pliego, una de los cuales estaba extrañamente en blanco; no obstante, de acuerdo a la tradición oral, los ancianos del lugar siempre aseveraron que esa parte de documento que “estaba en blanco” era la mas interesante, pues era “la que lo decía todo”. Y estaban en lo cierto, pues para su sorpresa los investigadores al documento, descubrieron que esa parte “en blanco” en realidad, estaba escrita con “tinta invisible” hecha a base de jugos vegetales ricos en cítricos y tanino (posiblemente de limones), la cual salto a la vista una vez que se hicieron las pruebas químicas, cuando frente a varios testigos, al calor de un braserillo la hoja en blanco del documento, al oxidarse la tinta especial (habiendo coagulado las proteínas), comenzaron a revelarse 19 renglones manuscritos y al pie del escrito apareció la firma de el “padre Motolinia“.

   Tras darle conocimiento al “Instituto Nacional de Antropología e Historia” (INAH) y a las autoridades del Estado, acerca del inaudito y antiguo escrito que revelaba la posible ubicación de la tumba de Cuauhtemoc, inmediatamente se emprendió una cruzada científica nacional para corroborar la información contenida en estos manuscritos centenarios en poder del citado poblador de Ixcateopan y tras un año de exhaustivos trabajos, se dio a conocer al pueblo de México la noticia que confirmaba dicho hallazgo histórico mediante una Carta Oficial, misma que reproducimos fielmente en su contenido a continuación:

(Inicio del documento)

COMPATRIOTAS:

El día 26 de septiembre de 1949 se descubrió debajo del altar mayor de la Iglesia de Santa María de la Asunción de Ixcateopan, Gro., la tumba que contenía los restos óseos de CUAUHTEMOC y diversos objetos entre los cuales se encontró una placa oval de cobre nativo que bajo el signo de la cruz tiene la siguiente inscripción:

1,525 – 1,529

Rey, ë, S, Coatemo.

La autenticidad del descubrimiento ha quedado probado, por la existencia de una tradición oral y de un folclore, así como por los documentos y por los siguientes estudios técnicos, en que han intervenido lo mismo las ciencias físico-matemáticas, que las biológicas y las culturales, todas ellas absolutamente concordantes en sus conclusiones.

El señor ingeniero civil don José A. Cuevas demostró que la fosa se construyó antes que la iglesia y que se conservó inviolada hasta el día 26 de septiembre de 1949 en que fue descubierta.

El señor profesor don Luis Chávez Orozco y don Alejandro von Wuthenau han precisado históricamente que la iglesia de Santa María de la Asunción de Ixcateopan, Gro., ya estaba construida antes del año 1539.

El estudio químico de los objetos de metal encontrados en la fosa, realizado por los señores ingenieros Rafael Illescas Frisbie, Ignacio Diez de Urdanivia y Rafael Molina Berbeyer, determina que estos objetos son de cobre nativo y que las oxidaciones que los afectan son naturales y producidas en el curso de los siglos.

Los señores doctores Carlos Graef Fernández, Octavio Cano Corona y Marcos Moshinsky del Instituto de Física de la Universidad Nacional Autónoma de México por su estudio cristalográfico de una muestra de óxido de cobre de la placa oval de la inscripción, corroboran las conclusiones del estudio químico.

El señor doctor en matemáticas don Enrique Bustamante Ll., aplicando la teoría  sobre oxidación de metales de N. Cabrera y N.F. Mott calculo la edad de la placa oval de cobre por sus oxidaciones y obtuvo una edad de más de 400 años.

Los estudios antropológicos y de medicina general de los restos óseos descubiertos en la tumba permiten afirmar que dichos restos son muy antiguos y en su inmensa mayoría corresponden a un sujeto del sexo masculino, muy alto, de complexión atlética, de 25 a 30 años de edad.

El estudio histológico y espectrográfico realizado por el maestro don Isaac Ochoterena en un fragmento de hueso de los descubiertos en la tumba, que revela la existencia de cobre dentro de los Canales de Havers, permite afirmar que coexistieron muchísimo tiempo los restos óseos entre las placas de cobre, tal como fueron encontrados en su tumba.

Los estudios técnicos de la inscripción de la placa encontrada en la tumba, que bajo el signo de la cruz tiene grabado “1,525 – 1,529; Rey, ë, S, Coatemo”, realizados por las señoritas profesoras Ana María Cortes Herrera y Eulalia Guzmán, así como por el señor Eduardo Munguía y el señor ingeniero Ignacio Diez de Urdanivia permiten afirmar que todos y cada uno de los signos grabados de la inscripción, son del siglo XVI.

En un documento recogido por la señorita profesora Eulalia Guzmán en Ixcateopan, Gro., de manos del señor don Salvador Rodríguez Juárez, depositario de la tradición oral, los señores Eduardo Munguía e ingeniero Ignacio Diez de Urdanivia precisaron que fue escrito con tinta simpática –jugo de frutas- y que el fragmento de firma que aparece en él, corresponden al grafismo del padre Motolinia.

En consecuencia, asumiendo plenamente nuestra responsabilidad histórica, declaramos solemnemente que existen realmente los restos de Cuauhtémoc, que son los que se encuentran a la vista del pueblo en la Iglesia de Santa María de la Asunción de Ixcateopan, Gro., restos cuya presencia materializa el patrimonio cívico de la nación y el paradigma de la mexicanidad.

México, D.F., agosto de 1950.

Firmantes: Eulalia Guzmán – Alfonso Quiroz – José Gómez Robleda – Isaac Ochoterena – Liborio Martínez – Ignacio Diez de Urdanivia – Eduardo Munguía – Octavio Cano Corona – Marcos Moshinsky – Luis Chávez Orozco – José A. Cuevas – Enrique Bustamante – Ana María Cortes Herrera – Rafael Molina Berbeyer

(Fin  del documento)

Sin título

   Y aunque a partir de esa fecha de 1950, la comunidad científica nacional e internacional polemiza acerca de este hallazgo, tachándolo algunos de fraude y otros de verdadera, lo cierto es que en ambos lados del debate existen figuras iguales en renombre y prestigio, por lo cual no podemos inclinarnos más que por las pruebas físicas y no por los comentarios personales, la discusión sigue en el aire. No obstante, aquí surge una sana reflexión: si este hallazgo es verdadero, esto constituye una enorme alegría para el pueblo mexicano y un auténtico punto de peregrinación de la mexicanidad, pero si por el contrario, este hallazgo es un equivoco (fraude), entonces el equivoco (fraude) lo cometió la misma AUTORIDAD ACADÉMICA y científica, sentando así el PRECEDENTE de que “los antropologos e historiadores también pueden equivocarse” (intencionalmente o no), y no queda mas que preguntamos

¿Cuántas VECES MAS se ha equivocado “a su favor” la antropología oficial? ¿Cuantas, al momento de juzgar apresuradamente los hallazgos óseos en las zonas arqueológicas como pruebas “inequívocas de sacrificios humanos”?,

   Lo ético y profesional es que esos mismos “científicos” que afirman (pese a las pruebas), que la tumba de Cuauhtemoc no está en Ixcateopan y que la “confirmación oficial de 1950” fue un montaje institucional apoyado con “pruebas manipuladas”, también deberían cuestionar con la misma insistencia y ser los primeros en revisar a detalle y bajo todas las aristas científicas, si las “supuestas pruebas oficiales” de los sacrificios humanos cometidos en el Anahuac (que son escasas, por cierto) no son también “equivocaciones” (manipulaciones y fraudes); digamoslo de otra manera, mas vale cerciorarse, pues si los detractores de la “Tumba de Ixcateopan” aseguran que el Instituto ya “equivocó” una vez, no vaya ser que también se haya vuelto a equivocar en… ahí queda el comentario.

    Estimado compatriota y hermano amante de la cultura, este mes de febrero (en la fiesta nativa de los días 23 y 24) visita el bello santuario mexicano de Ixcateopan y frente a esa placa del siglo XVI y ante esos huesos desenterrados de hace 5 siglos, preguntate en silencio: ¿es necesario que alguien confirme o niegue, que ahí está la verdadera tumba de Cuauhtémoc, para decidirnos ir a peregrinar año con año, hacia esa ancestral comunidad sureña entre cerros y nubes, y sentir como en ella pervive en el tiempo la memoria de ese gran Señor de nuestra nación mexicana?, tú decide si te lo pierdes… dejemos a otros continuar con sus alegatos proselitistas, en Ixcateopan nosotros mejor preguntemos la verdad “al viento (Ehecatl), al monte (Tlalli) y al rio (Atl)” pues ELLOS sí estuvieron ahí, en 1529, cuando fue regresado a la tierra el “Viejo Abuelo” Cuauhtemoctzin…

***

Por: Tecuhzoma Teutlahua.

No olvides visitar nuestra pagina Facebook/Pueblo de la Luna 

https://www.facebook.com/pueblodelaluna.metzitzin

***

“A la gloria de esa antigua sociedad de grandes poetas, matemáticos, filósofos y guerreros que añoraban una vida entre Flores y Cantos y una muerte al filo de la obsidiana”

Primer Encuentro MX Mayahuel Xochipilli Arte Ciencia Cultura

Del 8 al 10 de febrero en la Explanada Soria Xelhua se llevará a cabo el “Primer Encuentro MX Mayahuel Xochipilli Arte Ciencia Cultura”, en el cual estarán presentes cien artesanos de la región y donde se llevarán a cabo talleres, conferencias y exposición sobre medicina tradicional.

En rueda de prensa, Xchel Luna, acompañado por el regidor de cultura del municipio de San Pedro Cholula, Miguel Romero Tejeda y el edil de San Nicolás de los Ranchos, Rodolfo Meléndez se informaron de las actividades que se incluirán en este evento donde destacan foros, música, talleres.

Pero sobre todo buscan exaltar las raíces de esta localidad y de la región del valle cholulteca, “es un reencuentro de unión, una exposición de lo que las abuelas nos heredaron y que siguen vivos en nuestras costumbres, este proyecto busca extenderse  porque refleja nuestras raíces, haremos hincapié en nuestra madre tierra y la manera en cómo se conecta con todo lo que nos rodea”.

Danzas, artesanías, talleres de temazcal, yoga, proyección de cortometraje y documentales, presentación de libros son algunas de las actividades que podrán disfrutar los asistentes, quienes además degustarán la gastronomía de la región ya que se plantea que los visitantes puedan conocer los sabores tradicionales de la región.

Este encuentro será totalmente gratuito y el único objetivo es que se conozca un poco más acerca de las costumbres y tradiciones de este municipio.

texto de aquí

Lo que Hernán Cortés halló

Golfo. Mosaico ancestral’ abre hoy al público en el marco de los 500 años del arribo del militar español

Pieza del lote denominado Las joyas del pescador. Fotos: Cortesía INAH

CIUDAD DE MÉXICO.

La mujer escarificada, conocida como La Venus de la Huasteca, el bloque de El Cascajal —vestigio de piedra que podría contener escritura olmeca—, Las joyas del pescador y la ofrenda funeraria que Carlos Pellicer rescató a mediados del siglo XX, son algunas piezas que integran la exposición Golfo. Mosaico ancestral, que hoy abre al público en el Museo Nacional de Antropología (MNA).

La muestra contiene 300 piezas y es la primera que conmemora los 500 años del desembarco de los europeos en las costas del Golfo y la Fundación de Veracruz, detalló a Excélsior la arqueóloga Rebeca González Lauck.

La idea es contar al público lo que había en la costa del Golfo antes de la llegada de los españoles, considerando culturas como la olmeca, totonaca y huasteca, así como otras que ‘sin nombre’ y que abarcan desde el año 1600 a.C. hasta la llegada de Hernán Cortés en 1519.

Recordó que, a la llegada de los españoles, se hablaban 20 lenguas en las costas del Golfo, así que en esta muestra se presentan vestigios de 20 culturas distintas, que van desde lo huasteco, lo zoque y lo maya, hasta lo olmeca y de culturas del centro de Veracruz. “En esta muestra no van a encontrar cabezas colosales ni las típicas cabezas sonrientes del centro de Veracruz; mostramos piezas que nunca antes se han visto en la Ciudad de México”, explicó.

Una de las más espectaculares es La mujer escarificada, representación del torso de una mujer sin cabeza ni brazos, con escarificaciones en los hombros y en los muslos, una piedra fragmentada al momento en que fue ofrendada, por lo que se aprecia rota.

La representación, que proviene de la zona arqueológica de Tamtoc, es distinta del cuerpo humano que estamos acostumbrados a ver en Mesoamérica, pero quisimos mostrar la belleza de esa pieza y cómo fue utilizada para algún tipo de ofrenda”, explicó.

Otra pieza, detalló, es el bloque del Cascajal, una piedra rectangular sobre la que fueron inscritos 62 símbolos, que registran patrones y han sido detectados en diversas esculturas olmecas. “Pensamos que corresponde a la cultura olmeca y que fue elaborado entre el 1,200 y 900 a. de C. Es el único ejemplo de lítica con estas características, pero aún no se puede hablar de que sea escritura olmeca”, explicó la investigadora del INAH.

En la exhibición también aparece el Conjunto de Los Azuzules, proveniente del Museo de Xalapa, integrado por dos felinos y dos seres humanos, los cuales servían para transmitir mensajes entre los habitantes de la cultura olmeca. Las piezas son de gran calidad artística y fueron halladas a 28 metros sobre una terraza en el rancho Los Azuzules (Loma de Zapote).

Creo que antes de que los olmecas tuvieran escritura transmitían ciertos mensajes a partir de escenas que construían con esculturas; ése es otro conjunto que nunca se había visto aquí”, mencionó.

El Cascajal es un vestigio de piedra que podría contener escritura olmeca.

EL PESCADOR

Las joyas del pescador contiene 65 piezas de oro mixteco descubiertas en Veracruz hacia 1976. La historia dice que Raúl Hurtado era un pescador dedicado a la captura de pulpos que halló un lote de oro y joyas prehispánicas en el fondo del mar. Lo extrajo con cuidado y se lo llevó a casa, luego lo vendió al joyero del barrio.

Con ese dinero el pescador empezó a mejorar su casa, pero los vecinos se encelaron y lo acusaron de obtener dinero ilícito. Cuando la policía llegó, descubrieron en su casa algunos lingotes de oro y un lote de joyería mixteca. Entonces confesó de dónde había salido todo y el INAH rescató las piezas. De éstas, se expondrán 64.

Parece que ese oro había salido en una nave rumbo a España, pero se hundió y el oro quedó en el fondo del mar hasta los años 70. No se ha mostrado en su conjunto en la capital mexicana. Aquí destacamos piezas que, creemos, forman parte de un joyar en donde se representaron rostros de guerreros mexicas, algunas torturas y pulseras donde un primate baila”.

También se muestran, por primera vez en la Ciudad de México, dos ofrendas: la primera, del Manatí, proviene de Veracruz y fue descubierta en los años 80 en un sitio que está al pie de un cerro, cerca de un manantial, donde se cree que los olmecas depositaban todo tipo de objetos (cerámica, hachas y collares de jade) durante siete siglos (entre 1600 a.C. y 900 a.C).

La segunda es una ofrenda olmeca de Huimanguillo, que proviene de Tabasco y concentra 100 piezas. “Lo interesante de ésta es que contiene numerosas hachas y fue descubierta en los años 50 del siglo XX mientras se construía una carretera estatal. Hasta ese lugar se trasladó el poeta Carlos Pellicer (1897-1977), quien fungía como una especie de representante del INAH en Tabasco, ya que hasta entonces no había arqueólogos en la zona”, detalló González.

Por desgracia, aquella ofrenda se descontextualizó, ya que no se registraron detalles de cómo fue depositada. Sólo se sabe que, al igual que la del Manatí, está asociada a la orilla de un pantano”.

tomado de aquí

Hernan Cortes era un mestizo

maíz3.png

En México somos orgullosamente MIXTIZOS como el maíz: mestizo y también puro (…los que desde siempre han sido solo mestizos son precisamente los españoles).

No solo el mexicano, el centroamericano y el suramericano es un mestizo (en su mayoría), de hecho los mismos españoles fueron el primer pueblo de MESTIZOS de Europa. Es una mera ilusión, la creencia popular y la propagandística versión que pinta a los invasores navegantes venidos del “Viejo Mundo” (Occidente), como integrantes de una supuesta “Raza pura y originaria” que arribó a estas costas y que terminó entremezclándose con las razas nativas pre-americanas, dando paso a una “nueva raza de mestizos”, misma que conforma en su mayoría a las poblaciones actuales de los países del “Nuevo Mundo” (Desde México hasta Chile).

La realidad es muy distinta, pues apegados a la Sabia Razón y a la Ciencia Moderna, es lícito afirmar que los españoles mismos que llegaron a las costas del Anáhuac en 1519 no eran hombres pertenecientes a una pretendida “raza española pura”, de hecho, el español del siglo XV (1492) era en toda regla un INDIVIDUO MESTIZO. Lo correcto, siempre será decir que los “Mestizos Invasores de la Europa Romana”, vinieron a propagar el MESTIZAJE del que ellos mismos eran Descendientes e HIJOS, pues la verdadera “raza pura” era precisamente la que Hernán Cortes encontró poblando el Anahuac y no él ni sus tropas (mestizas).

hernancortes12

Aquí les entregamos una publicación más, encaminada a desmontar la supuesta y exclusiva calidad de “mestizo” del mexicano y americano actual. No obstante, es importante dejar asentado antes de pasar a las pruebas que sustentan nuestra aportación, que el término “mestizo” de NINGUNA MANERA es un insulto o algo del que alguien deba avergonzarse, simplemente es una variedad genética más de entre las cientos de variedades que existen en nuestro hermoso y extenso planeta. Sin embargo, la intención de aclarar que no solo gran parte de la población mexicana es mestiza, SINO TAMBIÉN de la propia España, es porque hemos detectado que muchos patrañeros eurocentristas en su empeño de perpetuar la dominación psicológica que impero en la oscura etapa Colonialista, usan despectivamente o maliciosamente el término “mestizo” para referirse a la población americana, haciendo clara alusión a una “pretendida paternidad española” sobre los habitantes actuales de América, como si al referirse al americano como “mestizo” esos embaucadores del lenguaje, quisieran dejar grabado en las mentes incautas, la torpe idea de que gracias a la “sangre pura que venían en las Tres Carabelas” mezclada con la raza americana original, nacimos todos nosotros.

Bueno, pues para buena sorpresa de muchos comencemos declarando que genética, biológica y antropológicamente la RAZA ESPAÑOLA NO EXISTE, ellos desde antes de Cortes y hasta la actualidad SON UNA RAZA MESTIZA al igual que buena parte de la América moderna. En cambio, lo que sí existió y EXISTE AUN, ES LA RAZA MEXICANA misma que junto a la RAZA AMERINDIA pervive hasta nuestros días y sus bancos genéticos están A LA VISTA en la gente indígena, descendiente directa de los primeros mexicanos y nativos del norte y sur, constituyendo la verdadera raza pura de estas tierras milenarias.

Llegados a este punto, hacemos un llamado a la civilidad, rogando no sea tomado este ensayo como una carta promotora de fines racistas, AL CONTRARIO, el racismo es un lastre de la Colonia que debemos erradicar por completo, pues fueron precisamente los gobiernos virreinales los que nos contaminaron mentalmente haciéndonos ver a nuestros semejantes con el lente de las “clases raciales”, durante siglos a la población de la Nueva España los españoles clasificaron racista e inhumanamente en CASTAS haciendo diferencias en el “nivel y tipo de ciudadano” por el color de piel (peninsulares, criollos, mestizos, mulatos, etc).

unnamed

Nuestra intención es ponerlos al tanto de que el concepto de mestizo americano como el de MESTIZO ESPAÑOL, son una REALIDAD INOCULTABLE que tanto el americano como el hispano deben aceptar, pues ambos pueblos son variedades genéticas humanas IGUAL de valiosas que aquellas que conservan su raza pura (indígenas del mundo). Simplemente, nos ha nacido la intención de hacer este escrito poniendo especial énfasis en el término de “mestizo español” para que sean derrumbados los muros mentales y los mitos esclavistas de los imperialistas romanos que colocan MENTIROSAMENTE a “Colon, Cortes y sus hombres” COMO UNA RAZA ORIGINARIA, adoctrinando en el deleznable engaño de que los hispanos son un “bastión genético puro” y nosotros su mestizaje, cuando en realidad, ¡ni la Patria española ni su Raza Pura! existían cuando vinieron aquí en el siglo XV. Es decir, los españoles como la mayoría de los americanos actuales NACIERON DEL MESTIZAJE, y la propia población española conformada de gente muy rubia y muy morena es la mejor prueba de esto.

El mentiroso y perverso calificativo de “Madre Patria España” que tanto cacarean los serviles de mente (y espíritu), es otra de las calumnias y herramientas de sometimiento mental que usan los eurocentristas para ocultarnos nuestra “maternidad anahuaca”, pues es el “mexicano indígena” el que nos antecede a TODOS (incluyendo al mestizo español) y ahí en sus comunidades apartadas en las sierras y valles esta nuestro verdadero ORIGEN nacional y genético. El español a lo sumo es un “pariente racial nuestro”, MAS NO UN PADRE, pues ellos no son ninguna raza pura, nuestra fuente racial es PROPIA y tan solo compartimos una parte con el español.

Los mexicanos NO SOMOS mitad indígena y mitad español: digámoslo fuerte y claro, la RAZA ESPAÑOLA NO EXISTE EN EL LEXICO GENETISTA, muy en cambio, la “raza mexicana y la peruana” si están clasificadas como razas en el haber de la biología (Ver “Manual de Mamalogia”, 1827). Llanamente debemos considerar a la población americana actual como “MIXTIZA”, es decir, conformada por RAZA PURA (indígenas) y MESTIZOS, y esta nominación acuñada nuestra (“mixtizo”) incluye también a esa porción población “mitad indígena y mitad mestizaje euroasiático”. De modo que en México, más que simples y ordinarios MESTIZOS (como el español), somos “MIXTIZOS” y UNIVERSALES, pues somos en un mismo país, la mixtura y crisol de prácticamente todas las razas del mundo, sin dejar de tener en estado puro la nuestra, la raza original mexicana (indígena). Viéndolo las cosas de esta manera, los mexicanos somos infinitamente afortunados, solo que no nos hemos dado cuenta de ello (de momento).

descarga (1)

Ahora bien, es completamente claro el concepto de raza mestiza, siendo esta la resultante de la CRUZA DE RAZAS DIFERENTES, pero ¿cómo definimos una raza pura u originaria?, pues no lo dejemos a la especulación, vayamos a la definición formal, ya que por “raza pura” debemos entender “al conjunto de individuos de una misma especie que comparten determinadas características previamente definidas, siendo estas mantenidas por sus descendientes”, y esto desde luego, solo aplica para las poblaciones originarias del lugar donde habitan, pues los pueblos que se desplazan se mezclan con terceros irreductiblemente y aquellos otros que aceptan mezclarse con pueblos extranjeros de ninguna manera se les puede considerar como pueblos de raza pura y ese es justamente el caso español, pues el hispano NO es una etnia exclusiva del territorio llamado España (hoy siglo XXI), pues antes de que el individuo “hispano” existiera, esa parte peninsular de Europa estaba habitada por los IBEROS Y LOS CELTAS de afinidad germánica, mismos pueblos que fueron colonizados por los fenicios venidos de la zona griega, para luego ser otra vez MESTIZADOS por los latinos pueblos romanos y visigodos en los siglos primeros de la era cristiana, para finalmente en los albores del siglo VII entremezclarse POR TERCERA VEZ, pero ahora con los grupos étnicos venidos de Asia Menor en la llamada CONQUISTA MUSULMANA que fue la ocupación islámica en la Península Ibérica que duró por lo menos 6 siglos (más larga que la Colonia de la Nueva España), tiempo más que suficiente para lograr una completa asimilación racial extranjera, donde Árabes y judíos asentados en la península, se combinaron abigarradamente con los ya de por si mestizados hispanos de Roma, haciendo en aquellas épocas de finales del siglo XIII casi indiferenciable a un judío o a un musulmán de un “hispano común”, pues físicamente habían fusionado sus características tras siglos de cercano contacto, distinguiéndose unos de otros, únicamente por el aspecto religioso y la lengua (Consultar, “Poblamiento y Formación de los Pueblos de España”, 1994).

map_iberian_peninsula_910-es.svg

Por la descripción anterior, a nadie le deben caber dudas de que Hernán Cortes y su patria en realidad se trataban de un AUTENTICO PUEBLO MESTIZO, no de una raza pura y originaria, por eso no es de extrañar que el propio Cortes fuera mediano de estatura y de tez marrón (propio de semitas), mientras que su más cercano acompañante y paisano, Pedro de Alvarado se trató de un sujeto alto y rubio (aspecto evidentemente germánico o nórdico), pues la explicación de todo ello, esta en el inocultable mestizaje de España previo a su contacto con México. Por lo cual, en definitiva, hablar de los “MESTIZOS ESPAÑOLES” no cae en el terreno de la ficción, sino que constituye una realidad objetiva, pues en la sangre del hispano del siglo XIV fluía la herencia genética de etnias genéticas completamente diferenciadas entre sí: como lo son las sajonas, germánicas, griegas, mediterráneas, árabes, judías e incluso hasta africanas (marroquíes).

Por ello, referirse a los hispanos como “el pueblo progenitor” de la mitad de los actuales genes americanos es una ambigüedad y una imprecisión dolosa, pues ellos mismos ya eran una VARIANTE MESTIZA de muchas otras razas puras, caso contrario al Anahuac (América), donde sí se gozaba de una VERDADERA PUREZA RACIAL. En todo caso, los españoles fungieron como simples transmisores del MESTIZAJE donde la genética del “Viejo Mundo” adquirió los componentes de la del “Nuevo Mundo”. Pero de ninguna manera se les debe dejar de considerar a los invasores como otros mestizos, tan mestizos como los propios habitantes de la época colonial, donde dicho sea de paso, familias españolas emparentadas con indígenas o los mismos traficantes de personas, se llevaron los “genes de la raza mexicana y peruana” a Madrid, constituyendo así, una CUARTA OLEADA de mestizaje en la península Ibérica (luego de la mezcla romana y musulmana), algo de lo que ningún eurocentrista quiere hablar, pues España una vez más se transformó gracias a la dotación genética de los americanos (Consultar, “De América a Europa”, 2017).

Por tanto, si algún eurocentrista se refugia en el nublado y anacrónico concepto de la Raza Caucásica (piel pálida) para intentar resistir a esta verdad, le recordaremos que el término de “Raza Caucásica” ha caído prácticamente en desuso en los libros modernos que hablan de las razas humanas, pues no son pocos los eruditos (Thomas Henry Huxley y H.G. Wells, entre otros ) que han señalado que es una total incoherencia hablar de la supuesta “raza Caucásica”, pues a juicio de los que saben, resulta absurdo equiparar como una sola raza originaria a todos los grupos humanos de piel pálida existentes en el espacio comprendido desde Europa Occidental hasta Medio Oriente, cayendo en el completo absurdo al afirmar que un turco y un polaco pertenecen a la misma “raza pura caucásica”, cuando es claro que a todos los niveles entre ambos individuos “pálidos” de Turquía y Polonia, hay la misma cantidad de diferencias físicas que habría entre un colombiano y un inglés.

07054593_xlcultura-indígena-en-europa

En contraste, hay quienes afirman que la supuesta “raza caucásica” es en realidad una RAZA MESTIZA producto de la fusión de la RAZA BLANCA PURA (xanthocroide o nórdica) y la sub-raza mediterránea (melanocroide), y que por “hombre caucásico” debemos entender una larga lista de etnias (o sub-razas) agrupadas GEOGRÁFICAMENTE MAS NO GENÉTICAMENTE, como son: la nórdica, mediterránea, alpina, dinarica, báltica, arábiga, turanida, iranida y armenoide, (listado que deja en evidencia que la “Raza pura Caucásica” es una MERA INVENCIÓN colonialista) .

Inclusive hay voces dentro del campo de la genética, que consideran a los habitantes de España como un mestizaje de cuarto orden dentro del grupo caucásico, pues su población como ya hemos citado es el resultante final de la cruza de “arios”, “semitas” y “camitas. En pocas palabras, el invento de la raza caucásica es una maniobra eurocentrista creada por propagandistas y científicos de pocas luces, para OCULTAR el evidente MESTIZAJE de los europeos, quienes no queriendo perder su estatus de “raza pura” se inventaron de la noche a la mañana sin guardar las distancias y obvias limitaciones, que todos los humanos del mundo occidental de piel pálida son una misma raza (aunque eso obligue, como hemos dicho, a ridículamente emparentar a un polaco con un turco). Para apuntillar, les compartimos que la tendenciosa y encubridora etiqueta de “raza caucásica” nació en el año 1800 con esta frase “tan llena de seriedad científica e imparcialidad” del antropólogo europeo Johann Blumenbach:

“He tomado el nombre de esta variedad del monte Cáucaso, porque desde ahí se produce la raza más hermosa de los hombres que converge en toda esta gran región (Occidente)” 

(Notese lo absurdo y dispar de esta idea de “raza caucásica” con la siguiente ilustración)

raza_-aria

Quede asentado que en el campo de la genética, si algo existe bien fundamentado sin lugar a polémicas ni discusiones, no es la ficticia “Raza Caucásica” (“todos los pálidos del mundo”) sino la RAZA AMERICANA (Amerindia, Mexicana y Peruana). Por tanto, si en algún deslucido momento, un hispano eurocentrista nos llama a los americanos despectivamente como “mestizos”, démosle las gracias, porque al final del día es ningún insulto, pero en cambio, llamémoslo a su vez “mestizo de ultramar” para enviarlo… de vuelta a su realidad.

Nunca más permitamos que alguien use el apelativo y muletilla racista de “Españoles y mestizos” para descalificar a nuestra gente sugiriendo que son una especie de “sub-pueblo” del español (pues no existe un solo hispano de raza pura y si millones de personas de raza amerindia, mexicana y peruana). Sujetos a la realidad y la sapiencia, pongamos un alto al falso y malintencionado lema de España es nuestra “Madre Patria”, pues la misma península Ibérica en el 1500 no había nacido bajo el nombre de España, ni era “madre” de nadie, sino más bien “hija” de celtas, fenicios, árabes y romanos.

Paisanos mexicanos, enorgullezcámonos de que nuestro pueblo es mayoritariamente mestizo al igual que decenas de países alrededor del mundo (sino es que todos) incluyendo al español, con la diferencia de que aún quedan entre nosotros hermanos de la raza amerindia lo que nos hace en su totalidad un pueblo MIXTIZO. A través de nuestras venas corren gotas de sangre africana, semita, germánica y griega, pero más corre sangre mexicana, somos la raza mestiza más COMPLETA del mundo, somos sin pie a la exageración, lo más cercano a la RAZA FUTURA de la Humanidad y por eso ya decían los Viejos Abuelos que los mexicanos somos (y nunca dejaremos de ser) “el Ombligo del Mundo”.

Sin embargo, por más universales que seamos, por más diversos y mixtos, nunca olvidemos que dentro de nosotros pesan más los genes anahuacas, mismos que son muy antiguos y preciados, tan antiguos y preciados como el maíz mismo.

Por todo ello, enderecemos nuestros corazones y mentes, hagámosle saber a los difamadores de nuestra identidad y a los raptores de consciencias que somos un gran pueblo que comienza a recobrar su MEMORIA GENÉTICA y que Nuestra Madre Patria solo es una y lleva por nombre AZTLAN, el legendario y ancestral “Lugar de la Blancura” y que aunque nadie se atreve a dibujarla en el mapa por lo sagrada y velada que resulta, si se sabe de ella con certeza que es la Cuna Primigenia de los primeros mexicanos, por que como hemos dicho en el pasado, nuestro gentilicio de “mexicanos” (en nahuatl “mexicah”) no viene de apenas el año 1821 (Independencia), sino desde el lejano 1325 (o más allá) cuando fue fundada la Patria de MEXICO y TENOCHTITLAN.

9e9f0a77b39e901f9dfa96b633b40344

Terminamos este texto testificando que Aquí y ahora (“nican ca”), en ambos lados de la Gran Mar, del Atlántico, solo existen los mestizos PALIDOS (hispanos) y los mestizos COLORADOS (americanos), habitando junto a las razas puras (indígenas de todos los colores de piel) alrededor del mundo. Pero, si algún día el mundo termina siendo completamente mestizo y desaparecen las razas puras, no hay nada que temer, con tal de que sea el AMOR lo que una a las parejas de los distintos pueblos… y ya no más, la consecuencia de una cruel y mezquina invasión.

***

“A la gloria de esa antigua sociedad de grandes poetas, matemáticos, filósofos y guerreros que añoraban una vida entre Flores y Cantos y una muerte al filo de la obsidiana”

Texto original: Facebook/Pueblo de la Luna. Metzitzin